Podrían viajeros regresar a Palmira

Palmira, Siria

Una de las tragedias culturales más graves de los últimos tiempos fue la destrucción de la antigua ciudad de Palmira.

Ubicada en Siria, donde era no solo su principal atractivo turístico, sino su mas significativo sitio histórico, Palmira fue tomada por el Ejército Islámico (Daesh) cuando estos formaron el califato con el que dominaron gran parte del país.

Las consecuencias para la antigua ciudad romana fueron trágicas, y el mundo solo pudo contemplar con llanto y horror como las huellas del pasado eran destruidas por un grupo que busca eliminar todo lo diferente.

Daesh fue vencido y expulsado de Palmira, pero la situación de la urbe, Patrimonio de la Humanidad, era incierta.

Pero los Viajeros en Ruta por el mundo hemos recibido una buena noticia, y es que este oasis del desierto podría reabrir sus puertas en 2019.

Antes de ello se llevará a cabo un inmenso esfuerzo de restauración.

Daños del Daesh en Palmira

Palmira fue ocupada por el Ejército Islámico en dos ocasiones, entre mayo de 2015 y marzo de 2017, cuando se logró su derrota definitiva.

En ese periodo los guerrilleros llevaron a cabo una destrucción metódica como la que han llevado a cabo también en Irak.

Ante los ojos del mundo, el Templo de Bel, el Templo de Baalshamin y el Arco del Triunfo fueron hechos estallar.

El anfiteatro romano, los monumentos funerarios y el Castillo de la ciudad también sufrieron daños.

Además, decenas de estatuas fueron mutiladas, e incontables antigüedades, muchas de las cuales no se han recuperado, fueron robadas.

La magnitud de la tragedia fue tal que el G7 llamó a crear una fuerza especial para proteger el Patrimonio Cultural de las naciones en guerra.

Las perspectivas de recuperar la ciudad no eran buenas.

Trabajos de restauración en Palmira

Pero esto no impidió que expertos internacionales provenientes de Rusia, Italia y Polonia se pusieran a trabajar.

Con supervisión de la UNESCO y financiamiento de la Unión Europea, monumentos como el León de Al-lāt ya han sido recuperados lo mejor posible.

Ésta es una de las acciones, que también incluyen la creación de modelos tridimensionales de los edificios destruidos con miras a una futura reconstrucción.

Además, las estatuas y esculturas cuyos restos quedaron regados por el suelo de los museos están siendo rearmadas como rompecabezas.

Existe optimismo de que con el conocimiento de la ciudad y la mezcla de técnicas tradicionales y modernas hasta el 98% de lo que Palmira era antes del ataque del Daesh pueda recuperarse de un modo u otro.

Turismo sostenible y Siria

La recuperación de Palmira es muy importante, ya que se trata de un Patrimonio Cultural que enseña sobre varios momentos históricos.

Además, tiene el simbolismo de vencer a la intolerancia, pues la propia ciudad, enclavada en lo que era una de las principales rutas comerciales de la antigüedad es muestra de que la convivencia de culturas diferentes da riqueza a lugares y personas.

Pero el trabajo es esencial también para dar un futuro a Siria, el país que más ha sufrido la represión de la Primavera Árabe.

Palmira siempre fue su principal atractivo turístico, y atraía a 150,000 visitantes al año.

La guerra civil siria aún continúa y aún si la ciudad vuelve a abrir sus puertas el año entrante, lo más conveniente puede ser esperar un poco para planear un viaje.

Pero a mediano plazo, no cabe duda de que será un punto esencial para todo viajero, y que será un pilar para que los sirios puedan recuperar su modo de vida, su economía y su cultura.

Será un nuevo ejemplo de como el turismo puede ayudar a cambiar vidas y sostener económicamente a los locales.

Redacción Viajeros en Ruta

Redacción Viajeros en Ruta

Somos el portal de viajes especializado en turismo sostenible que descubre paso a paso cada destino
Redacción Viajeros en Ruta

Latest posts by Redacción Viajeros en Ruta (see all)

Redacción Viajeros en Ruta

Somos el portal de viajes especializado en turismo sostenible que descubre paso a paso cada destino

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.