Buscan salvar Galápagos del turismo

Tortuga gigante de las Galápagos

Una maravilla de la naturaleza como lo son las Islas Galápagos presenta, en ocasiones, un fuerte dilema.

Todo viajero amante de la naturaleza tiene el deseo de conocer el archipiélago que, aislado del resto del mundo, permite conocer fauna y flora como no la hay en otro lugar, y todo viajero amante de la cultura querrá estar en el lugar que inspiró a Charles Darwin a desarrollar la teoría de la evolución.

Pero a la vez, las Galápagos no pueden recibir un elevado número de visitantes, pues de lo contrario acabarán perdiendo aquello que las vuelve únicas, su biodiversidad.

Pese a estar protegidas por diversos organismos tanto de Ecuador, país al que pertenecen las Islas Galápagos, como internacionales, en años recientes el archipiélago ha comenzado a sucumbir ante una de las grandes amenazas a la naturaleza, el turismo destructivo.

Los desarrollos hoteleros se multiplican, en especial dentro de las cuatro islas habitadas, y poco a poco remplazan paisajes antes vírgenes. Donde antes se veían animales únicos en libertad, hoy aparecen resorts que se presumen respetuosos con la naturaleza.

Una nueva amenaza para las Islas Galápagos

Recientemente, un nuevo terreno de 230 hectáreas fue puesto a la venta con el objetivo de desarrollar un nuevo hotel para las islas.

El terreno se ubica en la Isla de San Cristóbal, la misma en la que se encuentra el principal aeropuerto y la capital del archipiélago, y la primera que Charles Darwin visitó en su viaje en el Beagle.

La zona que se piensa vender para el desarrollo de más turismo destructivo no es cualquiera, pues se trata de un lugar donde se ha llevado a cabo un exitoso programa de voluntarios para controlar a especies invasoras y reintroducir a las nativas.

Perder este espacio acabaría con este programa y, al eliminar un importante espacio natural de las Galápagos, promovería que la ciudad, que hoy tienen alrededor de 5,400 habitantes, siga creciendo y remplazando las áreas naturales de este paraíso.

Plan para salvar a las Galápagos del turismo

Sin embargo, no todo está perdido y los conservacionistas que buscan proteger la naturaleza están llevando a cabo un plan para detener este turismo destructivo.

Si bien no se puede evitar la venta de un terreno que pertenece a un particular, si se le puede comprar, y eso es precisamente lo que la organización Rainforest Trust está intentando.

La ONG, que tiene proyectos de conservación en tres países más además de Ecuador, está pidiendo la ayuda de gente de todo el mundo para juntar 1,752,746 dólares con lo cual podrán comprar el predio.

Se salvará así un espacio clave para conservar una de las más grandes maravillas naturales del planeta tierra, pero eso no es todo.

Viajeros bienvenidos en las Galápagos

Comprar el terreno para protegerlo de ser cubierto de cemento es un primer paso, pero no el único que Rainforest Trust tiene en la Isla de San Cristóbal en las Galápagos.

Como bien sabemos existe el turismo destructivo y el sostenible, mientras uno depreda otro deja un lugar igual o mejor al que encontró.

La idea central del proyecto de conservación es traer a las Islas Galápagos precisamente a este tipo de viajeros, quienes saben que además de disfrutar unas vacaciones con la naturaleza pueden ayudar a protegerla.

Los voluntarios ayudarán en tareas como eliminar la flora no nativa y monitorear a las especies animales locales y a cambio recibirán alojamiento en hospedajes básicos que no tendrán ningún impacto en el ambiente.

También se buscará involucrar a la población local para que cooperen y encuentren beneficios claros de proteger la increíble naturaleza de las Galápagos.

Otra iniciativa para proteger este destino es la eliminación del plástico

¿Quieres ayudar a hacer esto posible?

Si quieres ayudar a hacer esto posible, puedes hacer una donación a partir de tan sólo un dólar o 25 pesos.

La mejor manera de donar es a través de la plataforma Saves, donde cada dólar donado será igualado con otro dólar dado por la Fundación haciendo que el impacto sea el doble.

Al momento de publicarse este artículo se ha recaudado 61% de los fondos necesarios, pero el tiempo se acaba.

Un proyecto similar que empezó a pequeña escala acabó siendo la punta de lanza para que Chile tuviera una de las áreas protegidas más grandes del mundo.

Apoyar el turismo sostenible y el futuro del planeta es posible por un precio menor a lo que cuesta un café de Starbucks.

Comentarios
Sígueme

Redacción Viajeros en Ruta

Somos el portal de viajes especializado en turismo sostenible que descubre paso a paso cada destino
Redacción Viajeros en Ruta
Sígueme

Últimas publicaciones de Redacción Viajeros en Ruta (ver todo)

Redacción Viajeros en Ruta

Somos el portal de viajes especializado en turismo sostenible que descubre paso a paso cada destino

No Comments Yet

Comments are closed

¿Quieres acompañarnos en nuestros viajes?
Solo apúntate y recibe las últimas novedades en tu mail.