Cruceros en Islas Caimán aplastan arrecifes

Puerto de George Town y cruceros en Islas Caimán

Las playas de arenas blancas y los arrecifes de coral que caracterizan al Caribe están en riesgo de desaparecer por culpa de los cruceros en Islas Caimán.

Esto debido a un proyecto del gobierno del país para construir un muelle en George Town, su capital, donde puedan anclar embarcaciones mas grandes.

El muelle de cruceros en Islas Caimán, es apoyado por las grandes empresas navieras del mundo, que tienen en este país uno de sus principales destinos.

Disney, Carnival, Royal Caribbean y MSC Cruises están entre quienes ya han prometido financiación para construir la obra.

Entre las cuatro, aportarían 180 millones de dólares, aunque el costo total del proyecto se desconoce.

Cada una de ellas obtendría uso preferencial del puerto una vez que este se concluya.

Sin embargo, para que todo sea una realidad, el Gobierno debe convencer de sus virtudes a la gente de las Islas Caimán, que temen por sus arrecifes de coral.

En concreto es un arrecife llamado Eden Rock el que estaría en riesgo.

Riesgo para los corales

Eden Rock, que se traduce como Roca del Edén, es reconocido como uno de los mas atractivos arrecifes de coral en las Islas Caimán.

Se encuentra a una corta distancia a nado desde la costa, lo cual lo hace accesible para cualquier viajero en la isla, pero está lleno de cuevas, túneles y grutas habitadas por cientos de especies de peces, y su cercanía a la superficie hace que el sol le de una iluminación muy especial.

Arrecife de Coral Eden Rock Islas Caimán

Además de su valor turístico, presta servicios medio ambientales, no solo por ser hogar de tantos animales marinos, sino por ofrecer una protección natural a la isla contra los huracanes.

El problema es que estos arrecifes no permiten que los cruceros atraquen directamente en la isla, a la que solo es posible acercarse en embarcaciones pequeñas.

Para desembarcar a sus pasajeros, los cruceros licitan buques mas pequeños que si pueden llegar a la costa, pero consideran que esto impacta negativamente en la experiencia de sus pasajeros.

Por ello han sugerido a las Islas Caimán, que ha perdido mercado ante otras islas del Caribe en fechas recientes, que construyan un muelle.

El proyecto ya ha involucrado a tres administraciones, pero ninguna ha convencido de las virtudes del mismo.

Llevarlo a cabo no solo implica pasar sobre Eden’s Rock y sobre el cercano arrecife Soto.

Pone en riesgo a el país entero.

Ventajas y desventajas

De acuerdo a Alden McLaughlin, primer ministro de Islas Caimán, el gobierno ha gastado 7 millones de dólares en estudios ambientales.

Su construcción generará 500 empleos directos y el aumento en el número de visitantes generará 245 millones de dólares para el país.

Además, la inversión de las navieras no pone en riesgo la economía de la isla, y garantiza que todas ellas seguirán llevando turistas al país por décadas.

Proyecto de muelle de cruceros en Islas Caimán

Pero los ecologistas no están de acuerdo con esta visión.

Las aguas cristalinas del Mar Caribe se volvería lechosa y con remolinos de arena al perder los arrecifes.

En lugar de un hábitat rico en especies y atractivo para los viajeros, se tendría hormigón.

Y si bien se ha prometido que los arrecifes se mudarán a un nuevo lugar, biólogos marinos advierten que esta operación no es mas que un engaño.

“Los arrecifes de coral son enormes estructuras tridimensionales que se han formado a lo largo de miles de años, y esto solo ocurre bajo condiciones biológicas, químicas, físicas y geológicas especiales” dice la doctora Ellen Pranger, una de las primeras que alzó la voz contra el proyecto.

Un arrecife depende no solo de lo que ven nuestros ojos, sino de toda una estructura que se pierde al intentar moverla a otra locación.

En el mundo apenas se han logrado mover fragmentos de algunas especies de coral con fines de restauración tras un accidente, pero estos apenas crecen unos centímetros al año, por lo que tomaría miles bajo circunstancias especiales para recuperar lo destruido.

El propio plan maestro señala que el proyecto tendrá un impacto negativo significativo en las aguas de George Town y los hábitats que la rodean.

Estos incluyen destrucción de coral, fragmentación de hábitats y pérdida de la biodiversidad.

También indica que las posibilidades de que la mudanza de coral se de con éxito no está garantizada.

Además del daño ecológico, el escaso patrimonio cultural de las Islas Caimán también sufriría.

El puerto histórico y su malecón, hoy lleno de restaurantes y posadas con vistas a las aguas cristalinas del mar se perderían, y los ojos de los visitantes tendrían la mole de concreto y las decenas de cruceros para recrear la mirada en vez de la belleza natural.

Frente a George Town se encuentra un buque colonial, el Balboa, que naufragó en sus aguas y es considerado parte del patrimonio de la isla; también tendría que moverse.

El turismo sostenible, apuesta por no causar daños al entorno y conservarlo para futuras generaciones.

Pero aquí se privilegia una visión de corto plazo y un turismo masivo que traiga miles de personas cada día que consuman y se vayan, sin pensar que se está sacrificando justo aquello que los atrae al país.

Playa Barkers Islas Caimán

La cantidad de turistas que reciben las Islas Caimán ya está llevando a que el gobierno piense desarrollar la playa Barkers para construir un bar, primer paso para urbanizarla.

Esta playa estaba designada para convertirse en el primer parque nacional del país y es una de sus escasas zonas de naturaleza virgen, advierte Gabriella Hernandez, líder opositora al muelle de cruceros en las Islas Caimán.

Lucha por evitar el proyecto

Un grupo de ciudadanos a decidido que tienen que ver a un futuro sustentable, y que el proyecto debe detenerse.

Por ello, iniciaron una campaña de colecta de firmas para que, de acuerdo a la ley de las Islas Caimán, el gobierno convoque un referendo.

Voluntarios buscan firmas para referendo en George Town, Islas Caimán

Para lograrlo, se requería que el 25% del censo electoral de las Caimán firmara.

Este objetivo se alcanzó el 24 de mayo, a pesar de que el primer ministro hizo campaña para que la gente no firmara.

En estos momentos el gobierno verifica la autenticidad de las rúbricas para dar pie a la elección.

Además, los organizadores solicitan que se hagan públicos todos los estudios medio ambientales, económicos y de infraestructura para poder tomar una decisión informada.

También han pedido detener las negociaciones con las compañías de cruceros en Islas Caimán hasta que se realice la votación.

Será la primera vez en la historia que se haga un referendo público, no solo en las Islas Caimán, sino en cualquier territorio de ultramar británico; por lo cual ya es un momento significativo.

Hay que destacar, aclara Hernández, que quienes han firmado la petición no son gentre anti cruceros.

“Tenemos en común el deseo de un desarrollo mas racional y sostenible tras años de rápido crecimiento; queremos seguir dando experiencias de la mejor calidad a nuestros visitantes y compartir nuestra cultura y belleza natural y preservar nuestros recursos limitados para disfrute de generaciones futuras.”

“Este,” aclara, “es un problema que compartimos con el resto del mundo donde el turismo de masas pone presión a los destinos”.

No se sabe aún que pasará con el referendo, pero Stuart Freeman, del centro de buceo de Eden Rock nos advierte que el ministro de Turismo ya ha dicho que el proyecto de muelle tiene luz verde y se continuará sin importar que diga la gente.

En Viajeros en Ruta escribimos a las compañías de cruceros para conocer su opinión y justificación del proyecto, pero ninguna respondió.

Las Islas Caimán no es el primer país del Caribe que pone en jaque su medio ambiente para atraer mayor número de turistas.

En Antigua y Barbuda, un aeropuerto amenaza una isla que sirve como reserva natural.

¿Crees que se logre frenar este proyecto?

Comentarios

Francisco Fontano Patán

Desde niño sentí infinita curiosidad por descubrir el mundo, así que estaba escrito que sería un viajero. Exploré el mundo primero a través de mapas, y luego en persona. Tras escribir como freelance en varias revistas, viví un año en Barcelona donde obtuve una maestría en periodismo de viaje, fui miembro fundador del proyecto Caminos Sellados y gané un premio Malta Tourism Press Award como coautor del libro Postales del Mundo: Malta

He visitado 23 países de cuatro continentes y mi filosofía es que, en todo lugar hay algo por descubrir.
Francisco Fontano Patán

Últimas publicaciones de Francisco Fontano Patán (ver todo)

No Comments Yet

Comments are closed

¿Quieres acompañarnos en nuestros viajes?
Solo apúntate y recibe las últimas novedades en tu mail.