La isla hawaiana que quiere menos turistas

Con la recuperación turística postpandemia, cada vez más destinos están convencidos de que menos es más.

Por ello, para evitar los daños que provoca el turismo de masas, están buscando la manera de limitar el número de viajeros que reciben.

Panorámica de Oahu

El destino más reciente que se suma a esta tendencia es Oahu, la isla más poblada de Hawái, que ve en esta medida una manera para acercarse a un turismo sostenible.

Oahu, contrario a Ni’ihau, que está cerrada a los viajeros, es una de las islas más populares del archipiélago, y en su territorio se encuentra la capital del estado Honolulu.

Además de playas como Waikiki, en ella puedes conocer Pearl Harbor y Diamond Head, el volcán más popular de la isla.

Como Praga o Venecia, la isla descubrió durante la pandemia que no tener un exceso de turistas era una bendición, pero con el turismo nacional abierto, Oahu ya está de nuevo al límite.

Esto, sin que se reciban aún turistas internacionales, lo cual ha llevado a que la Autoridad de Turismo de Hawái (HTA) se una con organizaciones locales para establecer reglas y evitar el crecimiento sin límites de los visitantes.

El plan fue entregado a las autoridades en julio, y tras su aprobación fue dado a conocer al público en general.

Tiene tres pilares que son:

  1. Atraer viajeros responsables
  2. Encontrar soluciones para las atracciones con un exceso de visitantes
  3. Mejorar las condiciones de los recursos naturales y culturales de Hawái.

Para esto, Oahu planea atacar los sitios de alojamiento ilegales y controlar el desarrollo de nuevos hospedajes.

Además se explora el poner un límite al número de visitantes que pueden ingresar a cada destino de la isla.

Como un apoyo para esto, se quiere promover la app GoHawaii, que puede servir para mandar información en tiempo real a los visitantes cuando un destino esté saturado, dándoles recomendaciones para que vayan a otros lugares cercanos.

Al igual que Venecia se lo está planteando, los sitios más populares de la isla pueden tener tarifas variables para ser más caros cuando hay más demanda, y se explora la posibilidad de exigir una reservación para entrar.

Los cargos que se cobren irán enfocados a la regeneración de los sitios turísticos, en particular los naturales y culturales.

También se trabajará para promover los productos y las expresiones artísticas creadas por personas locales, de modo que, mediante un turismo justo, las ganancias generadas se queden en las comunidades locales.

Pese a la obsesión de Estados Unidos con los autos, también se contempla crear zonas peatonales para el beneficio colectivo.

El plazo para generar este plan para Hawái es de tres años, por lo que sus resultados deben quedar patentes en 2024.

Las mejores experiencias de viaje
Obtén tu seguro de viajes
Voluntariado con Worldpackers
Anúnciate en Viajeros en Ruta
Redacción Viajeros en Ruta
Últimas entradas de Redacción Viajeros en Ruta (ver todo)
Redacción Viajeros en Ruta

Somos el portal de viajes especializado en turismo sostenible que descubre paso a paso cada destino

No Comments Yet

Comments are closed