Tag Archive for: Centro Histórico

Alguna vez fue un templo dedicado al servicio religioso de los jesuitas en Ciudad de México, pero hoy el antiguo templo de San Pedro y San Pablo tiene un uso totalmente distinto.

Sus paredes albergan el Museo de las Constituciones, uno de los museos de la UNAM que puedes disfrutar en el centro histórico de la capital.

El museo no está ubicado en esta iglesia por casualidad, sino por un importante hecho histórico.

Fue dentro de este recinto donde se redactó y promulgó la Constitución de 1824, la primera que tuvo la República Mexicana.

Desde esa fecha, el país ha tenido otras 5 constituciones, y la historia de cada una de ellas, así como la evolución de las leyes que rigen México es parte de lo que podrás conocer en este lugar.

Aprovechamos un sábado para conocerlo y es muy recomendable.

Historia del Museo de las Constituciones

Desde su creación hasta 1824

Aún si no fuera sede del museo, conocer este lugar sería valioso para los Viajeros en Ruta, pues es una de las iglesias del centro que embellecen la Ciudad de México, considerada Patrimonio de la Humanidad.

Su construcción comenzó en 1576 y concluyó en 1603, cuando aún no se cumplían 100 años de dominio español.

En un principio, perteneció a la Compañía de Jesús, y fue usado no solo con fines religiosos, sino también para la educación tanto de los Jesuitas como a los jóvenes de la élite novohispana.

El Museo de las Constituciones está ubicado al interior del templo de San Pedro y San Pablo del siglo XVII

Tras la expulsión de los Jesuitas en 1775, el templo pasó a manos de los agustinos, y lo que era el colegio cerró y fue usado primero como cuartel militar, y luego como sede del Sacro y Real Monte de Piedad de Ánimas.

Los retablos y obras de arte que pertenecían al lugar, fueron repartidos a la Catedral y otras iglesias de la ciudad, y pese a la vigilancia de los agustinos, el templo sufrió un grave deterioro que continuó hasta 1816, cuando los Jesuitas regresaron a la Nueva España.

Pese a que se pusieron a trabajar en su remodelación, la Guerra de Independencia impidió que volviera a utilizarse, y una vez que el ejército trigarante consumó la independencia de México, el emperador Agustín de Iturbide organizó ahí las juntas donde se redactó el reglamento provisional del Imperio.

 

 

El Imperio Mexicano duró poco, y en 1824 el mismo templo fue usado como sede del Congreso Constituyente, de donde, como antes mencionamos, surgió la primera constitución de México, y siendo esta la razón por la que hoy es sede de este museo.

De 1824 en adelante

El edificio permaneció como sede del Congreso de México hasta 1829, cuando este se mudó a su nueva sede en Palacio Nacional y tras esa fecha el Templo de San Pedro y San Pablo recuperó su vocación religiosa original.

Esto continuó hasta 1850, cuando perdió definitivamente su carácter sagrado.

Como otros edificios de la zona, el templo tuvo una historia convulsa donde fue pasando por los mas diversos usos, sin que ninguno de ellos fuera el definitivo.

Depósito del ejército, cuartel militar, salón de bailes, escuela correccional, bodega de la aduana e incluso hospital mental y caballeriza fueron los fines que tuvo el lugar hasta las primeras décadas del Siglo XX.

Fue en 1921 cuando el lugar fue finalmente rescatado y bajo la iniciativa de José Vasconcelos, entonces secretario de Educación, fue restaurado.

También se le decoró con nuevos murales y vitrales sirvió como sede de la ambiciosa campaña de alfabetización emprendida por Vasconcelos.

Vitral en el Museo de las Constituciones

Para 1927 fue sede de los talleres de la Academia de San Carlos, y dado que esta era parte de la UNAM, el templo pasó a ser parte del patrimonio de la universidad mas importante de México, como lo es hasta el día de hoy.

Tras ser usado para la educación como preparatoria y secundaria, el edificio pasó a ser parte de la Hemeroteca Nacional, hasta que esta se mudó a Ciudad Universitaria, y después debutó como museo, al ser la primera sede del Museo de la Luz, que hoy se encuentra a poca distancia caminando de este lugar.

Es entonces cuando, recordando su papel en la historia de la Constitución Mexicana, se decide hacerlo sede de un museo dedicado a esta, papel en el que se mantiene hasta hoy.

¿Qué hay en el Museo de las Constituciones?

Pensar en un recinto dedicado a las reglas que rigen el país puede sonar como algo denso y de poco interés para quienes no sean politólogos o historiadores, pero la UNAM ha hecho un gran trabajo museográfico en este lugar, convirtiéndolo en una experiencia amena e interactiva que entretiene tanto como informa.

Los 4 temas del museo son

1.- ¿Qué es una constitución?

Se explora la razón de ser de estos documentos

2.- Historia constitucional de México

Los cambios en la Carta Magna que ha tenido el país, explorando el contexto histórico de cada una, sus aportaciones e innovaciones.

3.- La constitución de 1917

Un espacio especial es para esta constitución, que es, aunque con cientos de modificaciones, es la que sigue rigiendo el país.

4.- Constitución y ciudadanía

Aquí se ve la participación de la ciudadanía en la política, las etapas de desarrollo en este tema, e incluso puedes ver que tipo de ciudadano eres respondiendo diferentes trivias. (Por si tienen curiosidad, un servidor es un ciudadano libre, mientras que mi novia Ariadna es una ciudadana solidaria).

Visitando el Museo de las Constituciones de la UNAM

Todo estos temas se exploran de forma interactiva, con juegos para ver que tanto conoces de tus derechos, e incluso con figuras holográficas de los constituyentes de 1917 leyendo fragmentos destacados de sus discursos y opiniones.

También hay un espacio final dedicado a las constituciones estatales, que incluye la de la Ciudad de México, donde hace unos años desde nuestra trinchera luchamos por el derecho a unas vacaciones justas y a la defensa y expansión de nuestras áreas verdes.

Exhibiciones temporales

El museo de las Constituciones también tiene un espacio habilitado para exposiciones temporales.

Hasta diciembre de 2022, puedes visitar Mafalda: Miradas a “lo femenino”, que explora las desigualdades entre hombres y mujeres, uno de los mayores retos de la sociedad actual, a través de las viñetas de uno de los personajes mas queridos de América Latina.

Arquitectura y arte

Más allá del contenido, la arquitectura juega un papel especial para hacer de este una visita especial.

En este punto cabe mencionar que, para celebrar el 100 aniversario de la constitución de 1917, el Museo de las Constituciones se renovó y el resultado es el que hoy conoces al visitarlo.

Muros curvos de madera fueron diseñados no solo para hacer una visita dinámica, sino para integrarse con el edificio colonial original.

El diseño interior del Museo de las Constituciones de la UNAM ganó un premio internacional

Este trabajo recibió el premio del Diseño de Espacios de Interiorismo en la sexta Bienal Iberoamericana de Diseño.

Finalmente, y junto a la arquitectura original, puedes conocer los murales que se pintaron durante la restauración que impulsó Vasconcelos.

Estos son El Zodiaco de Xavier Guerrero y El Árbol de la Vida de Roberto Montenegro, ambos pioneros del muralismo mexicano.

También están los vitrales La Vendedora de pericos y El Jarabe tapatío de diseñados por Montenegro; y el vitral Escudo de la Universidad Nacional de México diseñado por Jorge Enciso.

Fuera del museo, debes tomarte un momento para ver el templo, cuyo pequeño atrio es un remanso de paz en la calle del Carmen, una de las mas afectadas por el ambulantaje y el tráfico.

Información práctica:

Dirección: Calle del Carmen 31, esq. San Ildefonso, Centro Histórico de la Ciudad de México

Puedes llegar fácilmente a pie desde el metro Zócalo o el metrobús Teatro del Pueblo

Horarios: Miércoles a domingo de 10:00 a 17:00 h

Costo: El museo es gratuito

Página web: https://museodelasconstituciones.unam.mx/

A dos años de los terremotos de septiembre de 2017, la Ciudad de México, capital del país, es la más retrasada en la restauración de su patrimonio histórico y cultural.

Con ello el riesgo para cientos de lugares históricos continúa, y la recuperación de la vida y el turismo alrededor de ellos se retrasa.

De acuerdo a la información que solicitamos a la Coordinación Nacional de Monumentos Históricos del INAH desde Viajeros en Ruta, en octubre de 2019 sólo 4 monumentos de han recuperado al 100% y en otros 14 ya se iniciaron los trabajos.

En contraste, otros 179 inmuebles llevan ya más de dos años en espera de los trabajos, varios con daños severos, y existen casos donde aún no se evalúa el daño.

La Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural añade información de otros tres templos que ya estarían recuperados.

Ciudad de México fue uno de los puntos que más llamó la atención durante el terremoto por la cantidad de afectaciones a lo largo de toda la urbe.

La pérdida de vidas y los actos de corrupción que fueron su causa directa fue lo más sonado, pero junto a ellos, 197 lugares de interés turístico se dañaron, sin que una sola alcaldía se salvara.

Torre con desplomes en San Juan Bautista Coyoacán

178 de estos son iglesias y templos.

Esto hizo de la CDMX la quinta entidad con más daños.

¿Por qué se retrasó la restauración en Ciudad de México?

El retraso en los trabajos de restauración en Ciudad de México es notable, pues todas las demás entidades ya tienen más del 50% de avance en los trabajos, mientras la capital apenas comienza.

La diferencia se da tanto con estados sin muchos daños, como Veracruz, primero en concluir los trabajos, como con aquellos más afectados, tales como Oaxaca y el Estado de México.

Santo Domingo Centro Histórico CDMX

De acuerdo al diario Reforma, el fallo de la capital en proteger su patrimonio fue por un desvío de recursos y un censo erróneo.

El dinero entregado para arrancar los trabajos nunca se ejerció y terminó perdido y en manos del INVI, por lo que se perdió un año en esperar más presupuesto para finalmente iniciar.

Monumentos restaurados

Coyoacán es la alcaldía mejor atendida, pues tiene tres de los seis inmuebles recuperados.

El Templo de Santa Catarina, el Templo de San Antonio de Padua Panzacola y el Templo de la Concepción serían los ya recuperados.

Dos edificios en Cuauhtémoc, Correo Mayor #11 y la Casa del Mayorazgo de Guerrero, también se reportan como recuperados.

En Tlalpan se invirtieron $90,817.93 en la restauración de la Parroquia de San Pedro de Verona Martir.

Finalmente, en la Gustavo A. Madero se recuperó la Capilla del Rosario, que se entregó a tiempo para las fiestas patronales del barrio de Zacatenco de este 2019.

La Capilla del Rosario uno de los pocos lugares donde se concluyó la restauración en Ciudad de México

Cabe mencionar que en el segundo aniversario del terremoto, el INAH dio a conocer a la prensa un resumen del proceso de restauración donde aseguraban que eran 8 los inmuebles recuperados en la CDMX.

Aunque el último inmueble atendido no se reporta en la solicitud de información que hicimos.

Monumentos Proceso de restauración

Azcapotzalco y Cuauhtémoc son las dos alcaldías donde se trabaja con mejor ritmo para recuperar su patrimonio cultural.

En ellas se encuentran 10 de los 13 monumentos en los que se trabaja al día de hoy, cinco en cada una.

La Capilla de la expiración, el Templo de la Balvanera, y los Museos de la Cultura y de Carranza son los lugares en donde se trabaja en la Cuauhtémoc.

el templo de santo tomás uno de los que se recuperaron tras los daños de los terremotos

La Parroquia de San Juan Nazareno y el Templo de Santo Tomás, junto a tres capillas, son las que se rehabilitan en Azcapotzalco.

Dos edificios más se recuperan en Xochimilco, el Templo de Nuestra Señora de Dolores en Nativitas y la Capilla de San Salvador.

La Parroquia de Santo Tomás Apostol en el Ajusco completa la lista.

¿Qué edificios históricos dañaron los terremotos en Ciudad de México?

Cuauhtémoc

El Centro Histórico de la Ciudad de México, Patrimonio de la Humanidad, es la alcaldía más afectada en cuanto al número de monumentos históricos dañados, a lo cual ayuda tanto la antigüedad como la concentración de atractivos en su territorio.

Entre los 56 edificios dañados, destaca el Santuario de Nuestra Señora de los Ángeles, el más afectado de toda la capital.

“Los daños son catastróficos por lo que se requiere atención urgente.”, aclara el INAH al describir el colapso de varios elementos arquitectónicos y daños al interior, a pesar de lo cual, en más de dos años no se le ha atendido.

Se trata de el segundo templo mariano más importante después de la Basílica de Guadalupe.

Por su importancia cabe también mencionar el Antiguo Templo de San Agustín, cuya construcción inició en 1541 y que presenta numerosas grietas en arcos, vestíbulo, muros y coro.

El Templo de Santo Domingo, parte de nuestra ruta por las iglesias del centro, y que llegó a rivalizar en fama con la Catedral durante la colonia, tiene fracturas de tal tamaño que desde su interior se alcanza a ver la calle.

El Templo de La Profesa tiene grietas en muros, columnas y bóvedas.

Finalmente la Catedral sufrió el derrumbe de la balaustrada, grietas en su bóveda y afectaciones en sus esculturas.

Xochimilco

Otra alcaldía con considerables daños fue Xochimilco.

33 monumentos esperan su restauración y los más dañados fueron la Capilla de San Marcos, cuyo campanario colapsó y el antiguo convento de San Gregorio Magno donde se colapsaron pedazos del muro atrial.

También tienen daños severos templos en varios de sus pueblos como en San Luis Tlaxialtemanco, Santiago Tulyehualco, Santa Cruz Xochitepec y Santa Cruz Alcapixca.

Sur de la Ciudad

Además de Xochimilco, las alcaldías de Tlalpan, Tlahuac, Milpa Alta, Magdalena Contreras, Iztapalapa y Coyoacán sufrieron daños diversos.

En el caso de Milpa Alta 20 edificios fueron afectados y de ellos cuatro conventos tienen daños severos.

Son San Antonio de Padua, San Lorenzo Mártir, San Pablo y Santa Ana.

En Tlahuac sólo 7 inmuebles fueron dañados con el Templo de San Nicolás y el Convento de San Andrés Apostol como los que se llevaron la peor parte.

Quitando los edificios ya recuperados, en Tlalpan el monumento que requiere reparación más urgente es la Parroquia de San Miguel Arcángel en Topilejo, mientras que en Coyoacán lo es el Antiguo Convento de San Juan Bautista.

Iztapalapa fue de las alcaldías afortunadas, y sólo tuvo dos lugares con daños moderados.

Finalmente, La Magdalena Contreras es un caso particular, pues si bien tuvo apenas cuatro monumentos históricos dañados, es la única alcaldía donde el 100% de los daños reportados son severos.

Se trata de cuatro templos, que incluyen el de San Jerónimo Lídice y el de San Bernabé.

Norte

El norte puede ser la primera región donde se termine la restauración en Ciudad de México, pues además de que los daños fueron pocos, los trabajos ya se iniciaron.

Además, ni Azcapotzalco ni la Gustavo A. Madero tienen ningún edificio con daños severos.

Fuera de las iglesias que ya se reparan, el templo más dañado en Azcapotzalco es la capilla de Santa Ana Tomatla, donde una tercera parte de la cubierta del coro colapsó.

En la GAM el Templo de Magdalena de las Salinas tiene las grietas más graves.

Centro

Exceptuando la Cuauhtémoc que vimos arriba, los daños en Benito Juárez, Venustiano Carranza e Iztacalco fueron más moderados.

Para Benito Juárez con 8 monumentos históricos, la peor afectación estuvo en la capilla de San Simón Ticumán.

Iztacalco, apenas registró dos inmuebles que requieren atención, la Parroquia de Santa Ana Zacatlamanco Huehuetl y el ex convento de San Matías.

En la Venustiano Carranza, 6 inmuebles históricos esperan atención y de ellos dos están muy dañados, el Palacio de Lecumberri, que cuenta con áreas enteras desalojadas y la capilla de Guadalupe, con agrietamientos en todos sus muros y un retablo desfasado.

Pese a esto, Lecumberri pudo abrir parte de sus instalaciones en el festival Open House CDMX.

Oriente

Finalmente, el oriente de la Ciudad de México la Miguel Hidalgo, Cuajimalpa y Álvaro Obregón completan la lista de alcaldías con monumentos históricos dañados.

El Templo de San Gabriel en Tacuba, el Templo de San Lorenzo en el pueblo de Acopilco, el Templo de Santa Rosa Xochiac, así como el famoso Museo del Carmen en San Ángel son los que requieren atención más urgente en la región.

Cabe mencionar que el INAH se encarga tan sólo de recuperar monumentos históricos, mientras que el patrimonio del siglo XX está a cargo del INBA.

Este reportó que en la capital no hubo daños mayores, y que aquellos que se presentaron en lugares como el Monumento a la Revolución ya fueron atendidos.

El Archivo General de la Nación, parte de Open House CDMX 2019

Mención aparte tiene el Monumento a La Madre, que quedó completamente destruido, pero que se reconstruyó completamente en uno de los logros más sonados de la restauración en Ciudad de México.

La protección del patrimonio cultural es uno de los principales intereses del turismo sostenible, y por ello deseamos la pronta recuperación de los monumentos capitalinos, antes de que su deterioro sea mayor.

Al caminar por el Centro de Ciudad de México, Patrimonio de la Humanidad, te detendrás a ver muchos lugares icónicos, pero junto a ellos hay otros edificios desconocidos, también históricos y que forman parte del paisaje y personalidad de la zona.

Uno de ellos es el edificio de la Autoridad del Centro Histórico.

Ubicado en la calle de República de Argentina #8, se trata de uno de esos lugares que tanto locales como viajeros ven muchas veces, probablemente sin prestarle mucha atención.

Esto, dado que está en una ubicación privilegiada, a espaldas de la Catedral y vecino de las ruinas del Templo Mayor.

Pocos saben que es posible visitarlo, pero es un espacio con una gran historia y que premiará a los curiosos dejándoles ver un rincón del centro histórico que muchos se pierden.

La historia del edificio de la Autoridad del Centro Histórico

En Viajeros en Ruta, acudimos a visitar este lugar aprovechando la segunda edición de Open House CDMX, donde fue uno de los edificios que abrieron para mostrar su cara oculta.

Orígenes

Allí, pudimos ver por dentro este lugar que data del siglo XVIII, aunque no es la primer construcción que se levanta ahí.

Fachada del Edificio de la Autoridad del Centro Histórico

Tras la conquista de Tenochtitlán, el cruce de dos calzadas indígenas se retomó como el kilómetro cero de la Ciudad de México y a partir de ahí se trazó la ciudad colonial.

Esas dos calzadas llevan hoy por nombre República de Argentina y República de Guatemala y es prácticamente ahí donde el edificio de la Autoridad del Centro Histórico se encuentra.

“No es el primero construido, pero está construido en uno de los primeros predios trazados a la usanza española”, nos comenta Armando, que guía el recorrido.

La razón por la que la primera casa que estuvo aquí ya no existe, se encuentra en una historia de intriga en los primeros años de la Nueva España.

Una conspiración colonial

Varios criollos, hijos de conquistadores, convencieron a Martín Cortés de levantarse contra la corona española, que legisló para que las tierras de las encomiendas no fueran heredadas.

La conspiración fue denunciada y desarticulada y de entre quienes formaron parte, los hermanos Ávila fueron sentenciados a muerte, convirtiéndose en los primeros ejecutados en Nueva España.

También se ordenó que su casa fuera derruida y el terreno sembrado con sal para que nunca nada más creciera en el.

Fue esta casa la que ocupaba el predio en que nos encontramos.

Pese a las intenciones de que nunca nada más se construyera en el lugar, la conspiración se olvidó con los años y terminó por levantarse en el siglo XVIII el edificio actual.

 

Viajeros en Ruta con la plaza Manuel Gamio de fondo

Con el paso de los años fue, además de vivienda, taller y comercio, y esto fue alterando sus elementos y afectándolo.

Cuando la Autoridad del Centro Histórico lo ocupó como su sede, el edificio fue restaurado y se le regresó lo más posible a su aspecto original, siendo como lo podemos conocer ahora.

¿Cómo visitar el edificio de la Autoridad del Centro Histórico?

Aunque se trata de un edificio de uso oficial, y no está planeado para ser visitado, los viajeros curiosos tienen la oportunidad de verlo por dentro.

Lo único que tienes que hacer es llegar en horas de oficina y solicitar verlo, sólo te pedirán registrarte y podrás pasar a su patio central donde podrás ver sus tres pisos y contemplar su arquitectura.

Interior del edificio de la autoridad del centro histórico

También puedes ver una ventana arqueológica donde se ve parte del antiguo drenaje colonial que se descubrió durante los trabajos.

Es una visita veloz, pero que te permitirá ver una parte poco conocida del Centro Histórico que millones de turistas se pierden.

Lo que no puedes ver

Otras zonas están fuera de límites.

Entre ellas una oficina que tiene otra ventana arqueológica donde se contempla una pared del Templo Mayor y en cuyas paredes puedes ver piedras de edificios prehispánicos que fueron reutilizadas para las construcciones coloniales.

Tampoco puedes acceder a la azotea, desde donde se tiene una de las mejores vistas aéreas del Templo Mayor, y que lamentablemente no se nos permitió fotografiar bajo el argumento de que es una zona federal.

Desde ahí también ves la Plaza Manuel Gamio y, a lo lejos, el Zócalo.

Para descubrir estos dos lugares, así como un jardín trasero, deberás esperar a la próxima edición de Open House CDMX.

 

¿Dónde está la Autoridad del Centro Histórico?

Su sede se encuentra en la calle República de Argentina #8

¿Qué es la Autoridad del Centro Histórico?

Es una dependencia del gobierno de Ciudad de México que se encarga de la conservación y preservación del Centro Histórico, así como la recuperación del espacio público y ordenamiento urbano.

Entre todo lo que ofrece el centro de Ciudad de México es inevitable que varios espacios pasen desapercibidos para la mayoría de los viajeros, y uno de ellos es el Museo de la Cancillería.

Sin embargo, este museo, completamente gratuito, ofrece la oportunidad de descubrir una siempre cambiante colección de arte contemporáneo y un bello edificio histórico.

El recinto, que también lleva el largo nombre de Museo del Acervo Histórico y Artístico de la Secretaría de Relaciones Exteriores, se encuentra ubicado en la calle de República de El Salvador.

Entre los comercios y el ruido del tráfico que no ha sido eliminado de las calles, aparece como un oasis un pequeño espacio dominado por la fachada de la iglesia de San Felipe Neri, hoy Biblioteca Lerdo de Tejada.

Acompáñanos en la Ruta de las Iglesias del Centro

A un costado de esta es donde se encuentra el Museo de la Cancillería, en lo que fuera el ex convento de esta congregación, parte también del mismo conjunto histórico.

¿Que hay en el Museo de la Cancillería?

El Museo de la Cancillería se inauguró en diciembre de 2011.

Depende del Instituto Matías Romero y su objetivo es “presentar aspectos significativos de la creatividad contemporánea, mismos que nos permiten atisbar la relevancia de las artes visuales como forma de expresión”.

Además, se difunde la cooperación cultural que la SRE lleva a cabo alrededor del mundo, con lo cual la visita a este lugar es una oportunidad de conocer el arte moderno no sólo de México, sino de otros países.

Finalmente, el museo difunde una muestra anual de arte contemporáneo de las obras que obtiene de artistas mexicanos inscritos en el SAT.

Estas obras son usadas como pago en especie y cada año incrementan el acervo artístico de la cancillería, que lo da a conocer en este recinto.

 

colección permanente museo de la cancillería

Las exposiciones se exhiben en tres salas, dos en la planta baja y una en el primer piso.

Además de las exhibiciones temporales, hay una colección de esculturas fijas que podrás disfrutar cualquier día que vayas.

La mayor parte de estas se encuentran en el exterior e incluyen obras de Yvonne Domenge, Paloma Torres, Perla Krauze, Javier Marín y Vicente Rojo.

En las escaleras que llevan al primer piso, también se encuentra la escultura El Pato, de Juan Soriano, cuya obra artística también descubres en el malecón de La Paz, Baja California Sur.

Oratorio de San Felipe Neri

Una de las más importantes razones para visitar el museo es simplemente deleitarse con su arquitectura e historia

Y es que, como ya te comentamos, este se encuentra dentro del ex convento anexo al oratorio de San Felipe Neri, y es uno de los edificios coloniales mejor conservados de la zona.

Su construcción inició en 1684 y para el siglo XVIII se trabajaba en un nuevo edificio anexo, que nunca fue completamente concluido.

Patio del ex convento de San Felipe Neri

Mientras se trabajaba en levantar el llamado San Felipe Neri “el nuevo”, un terremoto afectó la ciudad en 1768, y la orden prefirió moverse a unas calles al famoso Templo de La Profesa, que había quedado disponible tras la expulsión de los Jesuitas.

Desde entonces el ex convento tuvo múltiples funciones.

Fue orfanatorio, caballeriza, bodega, vivienda particular e incluso depósito de carruajes.

Por fortuna todo esto no significó su destrucción y en el siglo XX pasó a ser propiedad de la nación, en 1969 la Secretaría de Hacienda lo restauró bajo supervisión del INAH.

Con la apertura del museo de la cancillería, toda persona lo puede conocer gratis.

Exposiciones

Actualmente, se tiene en exhibición:

Desde la esfera del vacío: Obra del artista sueco Johan Falkman que inicia en México su recorrido a nivel mundial al estrenarse aquí.

Datos básicos:

Costo: Gratuito, al ingresar al museo solamente tienes que registrarte.

Horarios: de lunes a viernes de 10:00 a 17:00

Cómo llegar: Puedes llegar a pie caminando por el centro histórico, las estaciones de metro cercanas son San Juan de Letrán, Salto del Agua, Isabel La Católica, Zócalo y Pino Suárez.

También tienes muy cerca la parada El Salvador de la línea 4 del metrobús.

esculturas centro Ciudad de México