Tag Archive for: San Pablo Oztotepec

Compuesta por doce pueblos originarios, y con su cabecera, Villa Milpa Alta, dividida en siete barrios, si algo caracteriza a Milpa Alta son sus ferias y fiestas.

Entre grandes eventos gastronómicos, festivales de folclore, celebraciones religiosas, carnavales y tradiciones, prácticamente no hay un día del año donde algún rincón de la alcaldía no tenga una fiesta.

De entre toda la variedad que existe hemos seleccionado seis ferias de Milpa Alta que no te puedes perder.

Toma nota de ellas y apúntalas para tu próximo viaje por el sur rural de Ciudad de México.

Feria Regional de Milpa Alta, mes de agosto

En la actualidad y como parte de la tradición, el Comité de la Feria, está conformado por las mayordomías de los 7 barrios de la Villa Milpa Alta; La Luz, San Mateo, Santa Marta, La Concepción, Santa Cruz, Los Ángeles y San Agustín, cada uno está encargado de alguna actividad específica, dentro de la organización.

la Feria regional es un evento clave entre las ferias de Milpa Alta

Esta festividad data de 1938, cuando el profesor Fidencio Villanueva Rojas, prominente nahuablante y promotor de la cultura y educación, inició la tradición de usar la festividad religiosa de la patrona de Milpa Alta, la Asunción de María, como marco ideal para atraer a los 12 pueblos que conforman la alcaldía, con una muestra pedagógica, donde las escuelas exponían los trabajos realizados durante el año.

Esto la hace una de las Ferias de Milpa Alta con más tradición.

Al paso del tiempo, la feria agrupó a más personas con el fin de vender, intercambiar, o mostrar los productos de cada uno de ellos, herencia de esa época encontramos la muestra ganadera y la venta de platillos a base de nopal, mole y barbacoa.

La investigación histórica señala que el 15 de agosto de 1532, día de la Asunción de María, acudió a esta región fray Sebastián Ramírez Fuenleal, presidente de la Segunda Audiencia del Gobierno de la Nueva España, a dar bautizo comunitario a los naturales del lugar y con ello el reconocimiento a los pueblos.

Este hecho enmarca la fundación de la Villa Milpa Alta.

A partir de 1938 se festeja tanto la fundación de Milpa Alta como a la Virgen María y desde esa fecha se celebra la Feria Regional de Milpa Alta, que inicia con el encendido del Fuego Nuevo, que para los mexicas simboliza el comienzo de un nuevo ciclo de vida que duraba 52 años.

La feria es un espacio donde los productores de la zona ofertan sus productos y los artesanos, sus artículos; todo ello, en un ambiente de fiesta, acompañado de bailes populares, espectáculos públicos, juegos mecánicos y sobre todo, la hospitalidad de la comunidad.

Finalmente se persigue conservar vivas las tradiciones y costumbres que dan identidad a los milpaltenses.

Fechas 2019: 3 al 18 de agosto.

Feria Gastronómica, Artesanal y Cultural Tlacoyucan, mes de agosto

En el año de 1995 se crea una muestra ganadera, artesanal y gastronómica, que se realiza en el mes de agosto coincidiendo con la fiesta del santo patrono, tiempo después; el pueblo eligió un comité de feria que se encarga de las gestiones necesarias y la organización de la feria.

Feria de Tlacoyucan Milpa Alta

Conservar vivas las tradiciones del pueblo además de dar a conocer las actividades a las que se dedica.

En la feria se puede degustar de platillos típicos de la región a base de nopal, se comercializan artesanías y se hace una muestra de animales que son la base principal de las actividades en esta población además se realiza una serie de actividades culturales propias de la Alcaldía.

En este pueblo también se puede hacer senderismo en busca de hongos.

Fechas 2019: 9 al 11 de agosto

Feria de la Pera y Otras Frutas de Temporada Oztotepec, mes de septiembre

La explanada del Cuartel Zapatista, donde se ratificó el Plan de Ayala, y periferia de la iglesia de Chalmita, edificada en el siglo XVI, en San Pablo Oztotepec, es la sede de la Feria de la Pera y otras Frutas de Temporada, Oztotepec.

En 2018 será la décimo octava edición de esta feria de Milpa Alta que promueve e Incentiva a que los productores de la zona sigan cultivando productos como la pera en la demarcación.

Feria de la Pera de San Pablo Oztotepec

Participan cerca de 100 expositores, quienes pondrán a la vista de los comensales: licores, ponche, agua, así como panqués, galletas, pasteles, mermelada y una variedad de postres y platillos elaborados con la pera.

Durante la festividad de la Feria de la Pera también se realiza un concurso para elegir a la pera más grande de la temporada.

Fechas 2019: 12-15 de septiembre

Feria del Elote en Santa Ana Tlacotenco, mes de septiembre

Esta feria se celebra en relación directa con la cosecha de elotes durante septiembre en Santa Ana Tlacotenco, Milpa Alta.

Productores y comerciantes, a través de esta feria, ofertarán sus productos y crearán fuentes de ingresos para los campesinos dedicados a la preservación del cultivo de maíz criollo.

Históricamente, en el marco de las fiestas patrias, los productores instalaban sus puestos para vender sus platillos elaborados con maíz; esquites, chile atole, pan y nieve. Hace once años, un grupo de agricultores decidió formalizar esta actividad, dando inicio a esta feria.

Feria del elote de Santa Ana Tlacotenco Milpa Alta

Cabe destacar que el maíz empleado es libre de transgénicos, así consta en un análisis de laboratorio realizado por la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Iztapalapa, a 407 muestras de maíz utilizadas en parcelas agrícolas de la demarcación. Los productores de maíz de Milpa Alta, firmaron compromisos por la conservación y defensa de los maíces nativos de esta demarcación.

Es importante difundir el uso de esta planta ancestral, el maíz criollo y los platillos que elaboran por tradición las familias de esa comunidad campesina, donde se produce maíz rojo, azul y blanco, así como frijol, haba, zanahoria, chícharo, papa y nopales, cuyo sabor se comparte con otros pueblos de Milpa Alta.

Se ponen a la venta alimentos a base de maíz: elotes, chile atole, esquites, pan, hot cakes, flan, tortillas y tamales, además de eventos culturales.

Santa Ana Tlacotenco es famosa pues ahí se encontró el mamut de Milpa Alta.

Fechas 2019: 7 al 17 de septiembre

Feria Nacional del Mole de Atocpan, mes de octubre

Esta feria recibe cada año a más de 500 mil visitantes que disfrutan de todas las actividades de entretenimiento.

El evento –realizado en el barrio mágico de San Pedro Atocpan– se ha convertido en uno de los sucesos gastronómicos de mayor relevancia no sólo en la ciudad de México sino en todo el país, y en el principal promotor e impulsor de la comercialización y producción molera.

Participan aproximadamente 40 restaurantes típicos, y stands en donde se puede comprar las distintas variedades de mole a granel.

La historia del Mole de San Pedro Atocpan, famoso por su receta de molli almendrado

La Feria Nacional del Mole surgió en 1977 ante la necesidad de promover un producto que ya era una tradición de la población, y que gracias a la visión de un vecino de la comunidad al comercializarlo, detonó en una actividad que hoy es pilar económico de los habitantes de la alcaldía. San Pedro Atocpan se ha convertido en “La capital del mole”.

Durante la feria no sólo se ofrece mole de Milpa Alta, sino también de otros cinco estados de la República, en los que el platillo es también una especialidad: Oaxaca, Puebla, Estado de México, Michoacán, Guerrero y Morelos. Por eso el carácter nacional de la feria.

También se puede disfrutar de eventos culturales, artísticos, bailes populares y juegos mecánicos, entre muchas otras cosas.

Fechas 2019: 5 al 27 de octubre

Feria de la Barbacoa y Muestra Artesanal de Cuauhtenco, mes de diciembre

La Feria tiene lugar en San Salvador de Cuauhtenco, Milpa Alta; es un evento organizado por un grupo de ovicultores de la región y autoridades de esta alcaldía capitalina.

Cabe mencionar que el 70 por ciento de los habitantes de esta parte de Milpa Alta, se dedican a la venta de barbacoa.

Esta festividad gastronómica tiene su origen en el año 2000, cuando varios productores decidieron mostrar sus platillos en el kiosco del poblado; San Salvador es uno de los pueblos con más tradición en la preparación de esta delicia, que conjunta la tradición de la cocina de maguey de la época prehispánica con los ingredientes que llegaron de otros continentes.

La feria cuenta con alrededor de 20 restaurantes, 50 locales y 20 expositores ganaderos, también se puede degustar del sabor del borrego “criollo”; que crece en los pastizales de la región.

Los visitantes pueden apreciar y adquirir artesanías de manufactura local como cobijas, suéteres, medias de lana y escobas de raíz.

Fechas 2019: 8 al 15 de diciembre

Los habitantes de San Pablo Oztotepec en Milpa Alta rendirán homenaje y celebrarán el CLV Aniversario de la ratificación del Plan de Ayala con una cabalgata al Cuartel Zapatista del pueblo.

Además, una muestra gastronómica artesanal con platillos autóctonos de la región, y la presencia de artesanos y productores locales completan la oferta.

Sin duda alguna este evento se caracterizará por rescatar, preservar y compartir los sabores, olores y colores de la gastronomía milpaltense.

Con estas actividades y El Pasado de Zapata por Milpa Alta los habitantes de esta localidad al sur de la CDMX rinden homenaje al paso del Caudillo del Sur por tierras momoxcas.

Con ello se impulsa una nueva etapa de fomento al turismo cultural, artesanal y gastronómico de la región, menciona el Sr. Pablo Medina organizador de dicho evento.

“Deseamos destacar la importancia de Milpa Alta en la gesta revolucionaria, con estas actividades y del tránsito del general Emiliano Zapata, durante el movimiento armado”, expuso Medina.

Cabe mencionar que el evento contará con la presencia del descendiente de Emiliano Zapata: Jorge Zapata, así como una Cabalgata Zapatista que saldrá en punto de las 09:00 del paraje denominado como “La Maceta”, ubicado en la Av. Fabian Flores s/n Barrio San Juan en dirección al Cuartel Zapatista.

La Ratificación del Plan de Ayala

El pasado 19 de julio se cumplieron ciento cuatro años de la ratificación del Plan de Ayala, firmado en el poblado de San Pablo Oztotepec, enclavado en un área rural de la parte alta de la Alcaldía de Milpa Alta de la CDMX.

Este documento debe entenderse como uno de los mas importantes en nuestra historia y una actualización política del Plan de Ayala de 1911, y a la luz de la renuncia de Victoriano Huerta a la presidencia de la República.

Las tropas zapatistas avanzaron hacia la Ciudad de México en 1914; presionaban a Victoriano Huerta para que dejara el poder usurpado a Madero.

En el área de Milpa Alta se desarrollaron los principales combates revolucionarios en el Distrito Federal. El ejército de Zapata ocupó Milpa Alta y en San Pablo Oztotepec instaló su cuartel, puesto que la ubicación de este pueblo facilitaba tanto la comunicación con el zapatista estado de Morelos como la vigilancia de las tropas de Venustiano Carranza que ocupaban la capital.

Allí se hizo del apoyo de jefes revolucionarios de la población: José y Alfonso Miranda a quienes terminó fusilando por aliarse con Huerta. Sin embargo, el apoyo de la población se multiplicó y siguieron a la jefatura revolucionaria.

Cuartel Zapatista de San Pablo Oztotepec

El Cuartel Zapatista, está ubicado al sur de la Cdmx en Gólgota sin número esquina con Allende en San Pablo Oztotepec.

El sitio abrió sus puertas al público en 1998 en una edificación que sirvió como cuartel de la tropa zapatista durante la Revolución mexicana.

Museo zapatista en San Pablo Oztotepec

El lugar fue restaurado y adaptado a un museo gracias al trabajo en conjunto de los habitantes de la comunidad y de algunas autoridades; además, contaron con el apoyo del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Ahora, aquí se exhiben documentos originales, armas de fuego, instrumentos de labranza y utensilios de uso cotidiano de la época, con la única finalidad de que las personas conozcan su pasado histórico.

Para amenizar el recorrido, se expone una serie de fotografías relacionadas con el Plan de Ayala de 1914 y del archivo Casasola.

Su tamaño no le impide ser un recinto representativo de la vida de San Pablo Oztotepec, ya que fue uno de los espacios más característicos del Zapatismo en la CDMX.

Se ha convertido en uno de los atractivos para hacer turismo rural en la región.

La invitación a visitarlo queda abierta a todos los viajeros en ruta de la CDMX y de los demás estados de la República Mexicana.

Un testimonio de tiempos de la Revolución

Somos afortunados de poder recuperar las voces de nuestros abuelos, quienes vivieron el paso de Emiliano Zapata por Milpa Alta, aquí un testimonio que recuerda el momento y da sabor histórico a la experiencia turística.

“Durante la revolución, algunas familias que habitaban en San Pablo Oztotepec se escondieron en las cuevas”.

-Los señores tenían que ocultar a sus familias en un lugar más seguro que su casa, debido a los soldados. Se llevaban el maíz en un botecito y dentro de las cuevas prendían fuego para poner su nixtamal. Cuando ya estaba listo, sólo lo martajaban con una piedra. El fogón lo prendían dentro de la cueva para que el humo no los delatara, y cuando los soldados andaban cerca, no salían para nada. Si los niños tenían sed y no había agua, el papá les daba a tomar orines.

Cuando Zapata llego a San Pablo Oztotepec se entrevistó con el cacique del pueblo: Brígido Molina. El objetivo de esa entrevista era instalar un cuartel de en la región, el cual también cumplía las funciones de pagaduría y almacenamiento de víveres. La parte más alta de la capilla de Chalmita se utilizó como vigía de los movientes de la Ciudad”. –

Llegada del General Emilano Zapata a San Pablo Oztotepec.

“Cuando el General llegó a San Pablo Oztotepec, lo recibimos en el paraje de Tlalcahualpa, pero en sí, no me acuerdo del día, mes ni del año; lo que recuerdo es que estábamos muchos y que a lo lejos veíamos cómo brillaba su traje.

Unas señoritas bien vestidas ya tenían unas coronas de flores; una se me acercó y me dijo: “mira niña, tú le vas a poner al general esta corona en la copa de su sombrero”.

A su llegada, las señoritas que me dieron la corona le dijeron: “nos da mucho gusto que nos visite aquí en San Pablo”. El general bajó de su caballo, se acerco a mí, se agachó, y entonces le puse la corona en la copa de sombrero. Después él besó mi frente, mi mano y, enseguida, pasó su asistente y otra muchacha que estaba detrás de mi, que también tenían una corona.

Después, cada que el general venia a San Pablo, nos traía provisiones: piloncillo, azúcar, alcohol, manta percales (como para vestido de mujer), moscabado (azúcar), entre otras”
Relato escrito por Doña Francisca Medina Ortiz, originaria de Oztotepec.