Cómo ser un viajero responsable

cómo ser un viajero responsable

¿Sabes que cuando viajas y te llenas de experiencias también puedes ayudar a cambiar el mundo?

Para lograrlo existe el turismo sostenible, y una parte muy importante de este son los viajeros que quieren ser parte del cambio.

Si quieres ser un viajero responsable, solo hay una cosa básica, la voluntad de serlo.

Y una vez que te decides, hay una excelente noticia, te conviertes en la clase de persona que todos los destinos del mundo prefieren recibir.

Al seguir unos simples consejos, dejas de lado el turismo de masas, que perjudica a las ciudades generando decenas de problemas y, al contrario, ayudas a la conservación del medio ambiente, a mantener vivas las culturas y a generar beneficios económicos en la población local.

En pocas palabras, enriqueces al mundo, mientras te enriqueces viajando.

Suena bien ¿no?

¿Pero sabes cómo ser un viajero responsable?

Consejos para hacer viajes responsables

Para que cada viaje que haces tenga un impacto positivo, te damos estos consejos sugeridos por expertos en turismo sostenible y responsable.

1.- Investiga sobre tu destino

El primer paso para viajar con responsabilidad, es tener información, tanto por tu bien como por el del lugar que visitas. Esto incluye conocer la documentación necesaria para ingresar al país, saber y respetar sus leyes, e informarte sobre el clima y posibles riesgos que enfrentas, de modo que puedas prevenirlos y evitar amenazas a tu salud.

“Antes de viajar, es preciso buscar información sobre el lugar que vas a visitar: su historia, su cultura, economía, naturaleza, religión, gastronomía… De hecho, si lo haces, comprobarás como lo disfrutas mucho más, gastas menos y te sientes más cómodo”, opina Sandra García, experta de Travelzoo.

2.- Consume local

Para que el turismo sea benéfico para los destinos, debe dejarles recursos, y para ello hay que consumir local. Esto implica, por un lado, que los productos y los servicios se produzcan en el destino, y por el otro probar la gastronomía del lugar.

Esta actitud de viajero responsable es de las más sencillas, y cubre todos los ejes del turismo sostenible. Deja recursos económicos a los emprendedores turísticos, asegura que la cultura local perviva al ser apreciada por los viajeros y respeta el medio ambiente, pues se anulan las enormes emisiones de gases de efecto invernadero que produce el traer productos de fuera.

Gastronomía de San Antonio

El turismo deja muchísimo dinero, pero de nada sirve que estos recursos acaben en manos de grandes empresas que la sacan del destino que explotan dejando poco atrás.

Por otro lado esto también enriquece tu experiencia como viajero, ¿o de verdad vale la pena viajar al otro lado del mundo para comer la misma hamburguesa y el mismo café de trasnacionales que puedes comer en tu casa?

3.- Contribuye a proteger el ecosistema

A todos nos encanta conocer paisajes naturales y convivir con animales, pero como viajeros responsables debemos asegurarnos que el ecosistema no sea explotado. Al contrario el turismo debe servir para protegerlo, regenerarlo y ayudar a que crezca.

Para esto no hay que participar en actividades que exploten animales para diversión del turista, ni utilizar servicios que no manejen los recursos naturales de modo sostenible.

“El uso de animales como reclamo para el entretenimiento causa serios problemas tanto para el bienestar animal como, en algunos casos, para la conservación de las especies. En el caso de las formas más extremas de entretenimiento – como son las situaciones de cautiverio- el sufrimiento al que se enfrentan los animales es continuo y en numerosas ocasiones acaba con su vida”, advierte la Fundación FAADA, dedicada a promover la defensa de los animales.

Pero la protección al ecosistema no se acaba con el dónde consumimos, sino en lo que generamos.

Viaja solo con lo necesario, y evita generar desechos con productos de un solo uso. La basura que no puedas evitar, tírala en lugares designados ¿o acaso te gusta caminar por una playa, un bosque o una ciudad y encontrarlo lleno de desperdicios?

viajera en ruta

Finalmente, elige responsablemente tus visitas, ese lujoso resort que presume de ser ecoturístico ¿no se construyó a costa de depredar una selva o un manglar? Alojarte en lugares así fomenta que el concreto le siga ganando espacio a la naturaleza.

4.- Consume de manera responsable

No por estar lejos de casa se debe derrochar, el uso de energía y el gasto de agua tiene un impacto en tu destino, tal y como lo tiene en tu hogar.

Sin embargo, según cifras dadas por Gonzalo Delacámara, director académico del Foro de la Economía del Agua; un turista gasta cinco veces mas agua cuando viaja que cuando está en su hogar, y como la falta del líquido no lo impacta, deja los estragos de su derroche en los locales

Para evitar esto báñate solo cuando sea necesario, y no hagas duchas largas, igualmente, procura evitar el cambiar de toallas y sábanas cada día en tu hotel.

En el caso de la energía, no tengas prendidos aparatos eléctricos o luces que no estés utilizando, y cuando dependa de ti utiliza artículos de bajo consumo de energía.

Con los alimentos, no desperdicies y sírvete solo lo que consumes.

Todos estos consejos los puedes aplicar también en casa y ayudarás a un desarrollo sostenible.

Cuando te hospedes en un lugar, procura que sea en un alojamiento que haga un uso responsable de los recursos y que tenga medidas para el ahorro de agua y energía.

Pregúntate también si es ético tener albercas o campos de golf de gran consumo de agua en zonas de clima seco o de alta presión hídrica.

5.- No fomentes ni participes en actividades discriminatorias

Ser un viajero, implica estar abierto al mundo y a todo lo que este nos puede ofrecer. Sobra decir que cualquier tipo de discriminación no encaja con alguien interesado en recorrer el mundo.

Sin embargo, a veces de modo inconsciente, actitudes discriminatorias se nos pueden llegar a escapar, y hay que buscar evitarlas.

Por ello evita cualquier actitud, desde comentarios hasta acciones que limiten la integración de las personas, y al contrario escucha y valora a las personas y a la cultura que estás conociendo.

Fomenta también un turismo accesible que permita a todos viajar sin limitaciones.

Esta actitud no la dejes al volver a casa, como una persona que tiene la suerte de conocer otros lugares, eres un embajador para ayudar a que todos a tu alrededor conozcan y respeten otros modos de ver el mundo, y aplícala no solo con otros, sino con tus propios vecinos y compatriotas.

6.- Favorece la conservación del patrimonio

Todos esos lugares históricos que visitamos, pueden recibir el impacto de millones de turistas cada año, y esto afecta su conservación.

Para evitar esto los lugares tienen reglas, y como viajero responsable, simplemente debes buscar respetarlas.

Si dice no usar flash, no lo uses, si dice no pasar, no pases. No son recomendaciones y no se vale creerse especial y saltarse las reglas para tener una selfie única.

Simplemente hazte una pregunta, ¿qué pasaría si todos los visitantes hicieran lo mismo? El patrimonio quedaría severamente dañado o desaparecería, y esto no es bueno para nadie, no existe el ‘no pasa nada.’

7.- Fomenta un trabajo justo

El turismo es una de las principales industrias del mundo y genera trillones de dólares en recursos, pero las fuentes de trabajo que surgen de el, no siempre son las mejores.

Hay empresas o personas que aprovechan el exceso de mano de obra para contratar gente bajo condiciones poco dignas, exigiendo trabajar horas extra, dando salarios bajos o negando prestaciones sociales de ley.

En tus manos está evitar consumir a estas empresas, y al contrario hacerlo con quienes ofrecen un trabajo justo a sus empleados, evitando la explotación y garantizando que todos ganen.

rechazar el trabajo infantil es parte de ser un viajero responsable

Por otro lado, se debe buscar evitar el trabajo infantil y la explotación sexual, problemas graves en muchas zonas turísticas tanto de países en vías de desarrollo como en los llamados de primer mundo.

De acuerdo a Save the Children, hasta un 43% de la explotación laboral a menores se da en el sector terciario, donde se encuentra el turismo.

8.- Camina o usa transporte público

Los medios de transporte son una de las principales fuentes de emisiones de combustibles fósiles, y por ende uno de los males del planeta.

Así que elegir como movernos tiene un muy importante impacto.

Al viajar, la mejor manera de moverse es caminar, y también una de las más satisfactorias. Si, al principio uno se cansa, pero dentro de nada harás condición física y conocerás de mejor forma tu destino.

Al caminarlo, vez más de cerca las cosas y a las personas, puedes tomar desvíos, detenerte, y llegar a muchos más lugares a la vez que experimentarás como se desenvuelve una ciudad. Todo esto sin generar nada de contaminación.

Otras opción es la bicicleta, que te dará mas velocidad y, para traslados largos, el transporte público.

el ciclismo en el corredor ecoturístico El Litoral acerca a los viajeros a la naturaleza

Recuerda que no solo viajando, sino en casa también, el automóvil particular ya no es solución y al contrario es una de las principales fuentes de problemas ambientales y de movilidad.

Es imposible no usar un transporte como el avión o el autobús para llegar a tu destino, y estos si generan contaminación, pero hoy en día es más sencillo compensar este mal.

Hay lugares donde calcular tu huella ecológica, de modo que puedas compensarla, e incluso aerolíneas que tienen programas de este tipo, donde ayudarás a reforestar borrando la contaminación que tu traslado generó.

Manifiesto del viajero responsable

Promover estas y otras actitudes para hacer del turismo una industria sostenible es el principal objetivo de Viajeros en Ruta, y también el de varias organizaciones que han surgido alrededor del mundo.

Sello Viajero responsable

Entre ellas se encuentran la Fundación InterMundial y el Instituto de Turismo Responsable, que bajo la marca Biosphere Tourism ha certificado la sostenibilidad de destinos como Yuriria en Guanajuato y León en España.

Ellos crearon el manifiesto del viajero responsable, una guía con las pautas a seguir para ayudar a un adecuado desarrollo del turismo.

Este manifiesto, que recoge muchos de estos puntos, puede consultarse aquí, y si tu como viajero lo compartes, puedes firmarlo y prometer que tus viajes sean responsables y éticos.

En Viajeros en Ruta nos sumamos a este manifiesto en octubre de 2018, haciendo nuestros sus postulados y aplicándolos no solo a nuestros viajes, sino a nuestro trabajo periodístico en estas páginas.

Por ello, como decenas de otros blogs que creen en los beneficios del turismo, llevamos el sello del manifiesto en nuestra web.

Sea que viajes por tu ciudad, por tu país, por el mundo, o incluso solo con tu imaginación, te animamos a que también lo hagas de manera responsable.

Comentarios
Francisco Fontano Patán

Francisco Fontano Patán

Mexicano y descendiente de españoles, desde niño sentí infinita curiosidad por descubrir el mundo, así que estaba escrito que sería un viajero. Exploré el mundo primero a través de mapas, y luego en persona. Tras escribir como freelance en varias revistas, viví un año en Barcelona donde obtuve una maestría en periodismo de viaje, fui miembro fundador del proyecto Caminos Sellados y gané un premio Malta Tourism Press Award como coautor del libro Postales del Mundo: Malta

He visitado 23 países de cuatro continentes y mi filosofía es que, en todo lugar hay algo por descubrir.
Francisco Fontano Patán

Latest posts by Francisco Fontano Patán (see all)

No Comments Yet

Comments are closed

¿Quieres acompañarnos en nuestros viajes?
Solo apúntate y recibe las últimas novedades en tu mail.