Tag Archive for: Hoteles

 

La industria turística alrededor del mundo sigue sumando esfuerzos para eliminar los plásticos de un solo uso.

El nuevo aliado contra este problema medio ambiental es la Asociación de Hoteles de Nepal, que prohibirá el uso de estos para todos sus miembros a partir de 2025.

El organismo, que abarca a 3,000 establecimientos en el país asiático, busca eliminar así artículos como botellas de agua, cepillos de dientes, popotes, revolvedores de bebidas, cubiertos y cepillos, mismos que hoy se siguen utilizando en los hoteles del país.

La política medio ambiental ya ha empezado a aplicarse en establecimientos de lujo, pero no será generalizada hasta el 1 de enero de 2025, dando al resto de los hoteles poco más de dos años para adaptarse a las nuevas reglas.

“El plástico es una de las innovaciones más importantes de nuestra época”, explicó Sreejana Rana, presidente de la Asociación de Hoteles de Nepal.

“Pero el plástico de un solo uso tiene un severo impacto en el medio ambiente. El plástico es conveniente para el mundo de hoy por sus bajos costos de producción y su amplio abanico de aplicaciones.

Al mismo tiempo, la naturaleza desechable de estos productos diseñados para usarse una sola vez contribuye a una de las más importantes fuentes de contaminación de nuestro planeta”.

Al estar hecho a base de combustible fósil, el plástico es un producto que contamina el aire al quemarse y contamina el suelo al enterrarse, y si no se dispone de el con cuidado acaba llegando a fuentes de agua perjudicando nuestros ríos y océanos.

Pese a que algunas naciones tienen facilidades para reciclarlo, Nepal no es una de ellas, y las pocas plantas que existen con este fin pertenecen a empresas privadas y solo trabajan a pequeña escala.

Nepal tiene el problema adicional de que muchos montañistas que buscan ascender al Everest o a otro de sus famosos picos usan botellas de agua desechables que abandonan en la montaña, y que acaban en los ríos del país cuando la nieve se derrite.

Se calcula que solo Katmandú, la capital del país, produce 2 toneladas de basura plástica al día. Toda esta basura seguirá en el planeta mucho después de nuestra muerte, pues en promedio le toma 500 años descomponerse.

Sunita Dangol, alcalde de Katmandú, felicitó a la Asociación de Hoteles de Nepal por su iniciativa.

“Es una pequeña iniciativa, pero va a tener un gran impacto”, expresó, al tiempo que recordó que pese a que Nepal firmó una ley para quedar libre de plástico desde 2015, ha sido incapaz de cumplir con su propia iniciativa.

Katmandú tiene como ejemplo dos centros de montaña en la India, Gangtok y Nainital, que también prohibieron el plástico desde la decada de los 90, y han demostrado que la vida sigue siendo igualmente cómoda sin este contaminante.

Además de los beneficios ecológicos, se espera que al abandonar el plástico se ayude a la econompia local, pues se requerirá la producción de materiales sustentables para los productos que hoy desechamos con tanta facilidad.

Dentro de las iniciativas de hoteles para eliminar el plástico destaca el programa ola de cambio de grupo Iberostar.

También se encuentra la eliminación de plásticos que hizo Air Canada en sus vuelos.

 

Singapur busca que todos los hoteles en su territorio sean de cero emisiones a más tardar en 2050.

Para ello, han dado a conocer una hoja de ruta con la cual empezarán a trabajar de inmediato en pos de este objetivo.

La iniciativa parte de la Asociación de Hoteles de Singapur (SHA) y de Turismo de Singapur y el objetivo es que cada establecimiento de pasos pequeños pero incrementales.

De este modo la ciudad estado, que ya es conocida por tener uno de los mejores aeropuertos del mundo, busca ser reconocida como una líder en el turismo sostenible de la región.

La tarea comienza en 2023, cuando los hoteles deberán tener listo un sistema de monitoreo de sus emisiones, a partir de lo cual podrán hacer un plan para eliminarlas.

2025 marca un primer hito muy importante, pues Singapur apunta a que en ese año 60% de sus cuartos de hotel ya tengan un certificado internacional de sustentabilidad.

Con la medición de emisiones lista, la reducción de las mismas comenzará a más tardar en 2030, y a partir de ese punto se tiene que ir acelerando para que, en 2050, esta ya sea de cero emisiones netas.

Además de la obligación de avanzar hacia la sostenibilidad, la hoja de ruta ofrece estrategias clave para que los alojamientos comiencen a trabajar.

Entre ellos se encuentran la conservación del agua para lo cual se sugiere el reciclaje de la misma y la instalación de inodoros ahorradores.

El manejo de los desperdicios y el reciclaje, con lo cual buscan lograr una economía circular y evitar el desperdicio de alimentos.

Los proveedores sustentables, con lo cual se busca que los productos que usen los hoteles provengan de negocios que usen prácticas ecológicas, así como de productores locales para evitar las emisiones de grandes traslados.

La conservación de la energía, para lo cual se tienen que usar paneles solares, cambiar los sistemas de refrigeración y mediciones para reducir el consumo de la misma.

Además, los fondos de Turismo de Singapur quedan disponibles para que los hoteles puedan financiar los cambios necesarios, y tendrán acceso a proveedores innovadores de tecnología que pueden ayudar a la transición.

Singapur no es el primer país que apuesta a la transformación completa de su industria hotelera, pues Egipto, sede de la próxima conferencia de la COP, ya ha anunciado planes en ese sentido.

Aunque no hay una política nacional, Japón también ha puesto el ejemplo pues ya tienen un hotel que funciona al 100% con hidrógeno limpio.

 

Sharm el-Sheij es una de las zonas turísticas más importantes de Egipto, y el país africano está buscando darle una cara más ecológica.

El balneario del Mar Rojo tiene muchos resorts y hoteles que atraen el turismo y cada uno de ellos tiene 6 meses para certificarse como hoteles verdes.

El impulso de Egipto para mejorar la huella ecológica de Sharm el-Sheij viene a raíz de la Cop27, que se celebrará en esta ciudad en noviembre de este año.

Al convertirse en el centro de las conversaciones de todos los países del mundo para resolver la emergencia climática, el país sede tiene una fuerte responsabilidad para liderar los esfuerzos de transición ecológica.

El anuncio fue hecho por Khaled El-Anany, ministro de Antigüedades y Turismo, quien a su vez supervisa el objetivo de Egipto que busca que toda la actividad arqueológica y turística del país sea completamente sustentable en 2030.

Para cumplir con el requisito, los hoteles de Sharm el-Sheij pueden optar por buscar cualquier certificado validado por las autoridades locales, o bien por algún organismo internacional.

Entre los cambios más importantes que los hospedajes tendrán que hacer es obtener energía limpia, particularmente solar, y mejorar sus sitemas para disminuir el consumo de energía.

La disminución del uso de plásticos, la conservación del entorno marino, el reciclaje, el usar calentadores solares y cambiar el aire acondicionado por unidades eficientes son los otros puntos básicos que deben cubrir.

Actualmente, solo 24 de los 137 hoteles en Sharm el-Sheij tiene la certificación nacional de Hotel Verde, según informó Alaa Akel, presidente de la Asociación Egipcia de Hoteles del Mar Rojo al portal El Nacional de los Emiratos Árabes Unidos.

Sin embargo Akel estimó que los cambios básicos requieren poca inversión, y que se trata más de una cuestión de compromiso y buenas prácticas.

El sello del gobierno egipcio está validado por el Consejo Global de Turismo Sostenible.

Otros cambios que la ciudad busca para la Cop27 es que todos los vehículos turísticos sean impulsados con energía renovable, dejando de lado la gasolina.

Escocia, país que fue sede de la Cop26, también usó el evento para tener un turismo mas sostenible.

Entre las acciones que tomaron fue declarar la emergencia climática y lanzar un portal impulsando a todos los viajeros a recorrer su patrimonio de modo sustentable.

 

Grupo Iberostar se confirma como un pionero en el respeto al medio ambiente tras firmar un convenio para usar energía limpia.

La cadena comenzará a utilizar hidrógeno verde en algunas de sus sedes, con lo que se convierte en el primer consumidor de este combustible en el sector turístico de España.

El acuerdo fue firmado por Iberostar con Acciona Energía y Enagás, y se concentra en los hoteles que la cadena tiene en la isla de Mallorca.

Se calcula que en total, el cambio reducirá el consumo de gas contaminante en entre un 2 y 5% del que usan hoy sus hoteles.

La utilización de hidrógeno verde para las sedes de Iberostar en Mallorca es posible debido a que dicha isla, la más grande de las Baleares, va a inaugurar la primera planta de hidrógeno verde en España.

Esta, se construye en el municipio de Lloseta y abrirá enero de 2022, el proyecto cuenta con inversión de la empresa mexicana Cemex.

La planta de Lloseta producirá 300 toneladas de hidrógeno verde al año, de las cuales entre 5 y 10 toneladas serán enviadas a Grupo Iberostar a través de la red de gas.

El resto de la producción de la planta sustituirá emisiones contaminantes en otros lugares de la isla, destacando su uso en el transporte público, así como en el consumo energético de edificios públicos y comerciales.

Ursula Von der Leyen, presidente de la Comisión Europea ha declarado que el proyecto llamado Power to Green Hydrogen Mallorca es un gran ejemplo para hacer frente al cambio climático, y destacó que es el primer gran proyecto de hidrógeno verde en un estado del sur de la Unión Europea.

Grupo Iberostar tiene un plan de sostenibilidad ambiental con horizonte a 2030 y que se alinea con la Agenda de las Naciones Unidas.

Este plan incluye la neutralidad de emisiones de carbono, objetivo impulsado con este acuerdo, la economía circular y el no generar residuos.

Dentro de ese mismo plan se encuentra su proyecto Wave of Change, que inició en España, pero que ya se aplica a nivel internacional, México incluido.

El hidrógeno verde de Mallorca se producirá a partir de dos plantas de energía solar.

Si bien el hidrógeno es visto como un combustible completamente limpio, el cómo producirlo tiene consecuencias en el medio ambiente, y solo el llamado verde es 100% limpio.

Existe también el hidrógeno azul, impulsado por las compañías de energías fósiles, que requieren hidrocarburos para su producción, y que son solo un ejemplo del Green Washing donde se finge que se hace algo por el medio ambiente, cuando en realidad todo sigue igual y les permite seguir explotando energía contaminante.

El hidrógeno está presente en otros espacios de la industria turística que avanza hacia la sostenibilidad.

La cadena Tokyu Hotels ya tiene un hotel de hidrógeno en Kawasaki, Japón, que le da uso a sus desechos orgánicos y plásticos.

La aviación también investiga su uso para que a mediano plazo podamos tener aeronaves que no contaminen.

México, que impulsa con el gobierno de López Obrador la energía más contaminante posible, no tiene proyectos importantes de transición hacia el hidrógeno.

La contrarreforma que el gobierno impulsa pese a las preocupaciones de ambientalistas, impediría que empresas como Iberostar pudieran recurrir al hidrógeno en el país al atarlos por ley a usar la energía producida por la CFE, que se basa mayoritariamente en combustibles fósiles.

 

Los viajeros por el mundo cada vez estamos más conscientes del impacto que causamos y por ello surge la inquietud de buscar reducirlo.

Una de las principales preocupaciones viene con el hospedaje, y buscando dar un alojamiento más económico y más sostenible que los principales portales de reservas es que nace GreenGo.

GreenGo es el proyecto de Guillaume Jouffre, quien tras ser gerente junior en la empresa Oliver Wyman, se volvió un emprendedor turístico creando esta nueva plataforma.

Junto a Antoine Valtat, Félix Mézière y Mathieu Ravard crearon un portal de búsqueda de hospedaje, como el popular Airbnb.

Pero GreenGo no solo conecta anfitriones con posibles visitantes, sino que tiene una filosofía ecológica.

La filosofía de la empresa es reconciliar el viajar con el respeto al medio ambiente, e inspirar a la gente a practicar un turismo sostenible.

“Seamos honestos, le cuesta al planeta ir al fin del mundo”, expresan en su sitio web.

Viajeros por Francia GreenGo

Por ello promueven viajar local y la plataforma se concentra en Francia, país donde vive Jouffre y el resto del equipo y donde han tenido un gran crecimiento.

75% de la huella ecológica de los viajes, nos explica Guillaume, proviene del transporte y esto es más grave en grandes distancias.

Tomando como punto de referencia Francia, la página web de GreenGo ofrece algunas cifras. Por ejemplo, tomar un vuelo de París a Buenos Aires genera 3,568 kilogramos de emisiones contaminantes.

Esto es el 178% de las emisiones anuales que una persona puede generar cada año para tener un mundo 100% sustentable.

En contraste, viajar en tren de París a Marsella solo genera 3 kilogramos de emisiones por pasajero, el 0.1% de las que el planeta puede soportar, por lo que se puede optar por decenas de viajes así cada año sin causar daño.

De acuerdo a Guillaume es absurdo viajar tan lejos, cuando tan cerca de donde vives hay muchos tesoros por descubrir.

Pero la idea de la empresa no es solo viajar localmente, sino ofrecer una experiencia de calidad en hospedajes únicos.

Hospedaje ecológico en Francia

Por ello, cada local en el que ofrecen reservaciones han firmado un compromiso de ser sostenibles, de ofrecer a los viajeros valor por su dinero y dar a cada uno una cálida bienvenida.

La verificación de su respeto al medio ambiente no es sencilla y consiste de una metodología de 10 puntos y una evaluación del CO2 que liberan en una noche.

GreenGo ya ha encontrado más de 200 alojamientos que se adhieren a sus criterios en toda Francia, pero para todos estos el esfuerzo vale la pena.

Contrario a las empresas más grandes del sector, como lo son Booking y Airbnb, GreenGo apuesta por un turismo justo donde el grueso del precio que pagas acaba en manos de la plataforma.

En lugar de 18% de comisiones, ellos buscan ser rentables con una comisión de solo el 10%, esto permite mayores ingresos a las casas de huéspedes y precios más bajos a los viajeros.

Comisiones de Airbnb, Booking y GreenGo

De momento, GreenGo se concentra solo en su país, y en llevar a viajeros locales a descubrir su propio país, pero Guillaume nos cuenta que están abiertos a cualquier persona que use su plataforma y quiera viajar por Francia, y que de hecho ya han recibido gente de países cercanos como Suiza, Bélgica y los Países Bajos.

Una vez que se consoliden en Francia, su idea es llevar su modelo a otros países europeos, permitiendo a su modelo de viajes sustentables internacionalizarse.

Finalmente, Guillaume deja un consejo para los viajeros de todo el mundo que busquen reducir su huella de carbono, y eso es evitar las largas distancias todo lo posible, así como no usar métodos de transporte de altas emisiones (cruceros, coches, aviones), y apostar por los más amigables (trenes, bicicleta, senderismo, autobús).

También hospedarse en lugares que prioricen el medio ambiente.

“Creo en viajar por temporadas más largas y a un ritmo más lento para poder viajar de manera realmente ‘responsable’, y en mi experiencia, eso es algo que no daña el placer de viajar. Incluso, provoca lo contrario, porque hay muchas cosas maravillosas por descubrir cerca de nosotros, donde quiera que estemos…”

Si te interesa conocer más sobre GreenGo, puedes visitar su página web.

Y si quieres conocer otras alternativas a Booking, puedes leer sobre Fairbnb, plataforma que busca atacar los efectos dañinos del turismo masivo, o sobre Rotamundos, que apuesta por viajes locales en México para conocer los Pueblos Mágicos del país.

En las próximas décadas, la aviación libre de carbono puede ser una realidad con los proyectos que desarrollan Airbus y United, y entonces la huella de carbono del transporte, puede desaparecer para viajar sin culpa.

Fotografías cedidas por GreenGo