¿Por qué la permacultura y el agro ecoturismo?

Permacultura y agro ecoturismo

¿Qué es la permacultura?

Permacultura no es sinónimo de agricultura ecológica, pero está muy relacionada con ella. Básicamente, la permacultura tiene que ver con el desarrollo de los ecosistemas agrícolas y hábitats de forma sostenible y autosuficiente.

Pero empecemos por el principio. El origen del término se acuñó por primera vez por los ecologistas australianos Bill Mollison y David Holmgen, en 1978.

Con la palabra “permacultura” buscaban un concepto integral que aludiese a un diseño de ecológico de un espacio en el que se trabaja a favor de la naturaleza para obtener desde un espacio habitable hasta una productividad sostenible a distintos niveles, ya sea agrícola, energética o de otro tipo.

La permacultura es un sistema de diseño integral basado en varias ciencias que procura satisfacer las necesidades humanas sin destruir, contaminar o agotar los recursos naturales.

Su nombre tiene dos significados: agricultura permanente (sustentable) y cultura permanente (sustentable). Este doble significado refleja la filosofía de la permacultura, ya que para llegar a su objetivo es necesario depender de la agricultura sustentable y vivir bajo una cultura sustentable.

Para que un sistema humano sea sustentable, tiene que ser ecológicamente sano y económicamente viable, es decir, debe ser eficiente en el uso de los recursos disponibles sin agotarlos y por lo tanto auto suficiente, sin producir contaminación.

Esto se logra a través del auto limitación, el uso intensivo de espacios y recursos y el aprovechamiento de los desperdicios.

 

Macetas y mermelada agroturismo

La Permacultura, se puede aplicar tanto en el campo como en la ciudad, en una gran finca o en un pequeño huerto, e incluso viviendo en un pequeño apartamento en la ciudad. Lo importante es empezar a tomar nuestras propias responsabilidades para encontrar soluciones creativas.

Ética de la permacultura

  1. Cuidar la Tierra: Incluye todo lo natural, sea vivo o no, por ejemplo los suelos, las diferentes especies de plantas, animales y microorganismos, la atmósfera, los bosques, cuerpos de agua, etcétera.
  2. Cuidar a la gente: Se debe cumplir con las necesidades básicas de toda persona, por ejemplo alimentación, vivienda, educación, empleo digno, contacto y convivencia humana. No es posible tener un planeta sano si la gente está sufriendo, ya que una persona desesperada no piensa en lo que destruye para satisfacer sus necesidades.
  3. Manejo justo de recursos: En la permacultura el manejo justo de los recursos se refiere específicamente a un compromiso personal a utilizar sólo los recursos necesarios y a dedicar el resto del tiempo, dinero, energía y otros recursos para lograr los primeros dos objetivos. Quiere decir que cuando tú logres satisfacer tus necesidades básicas, debes contribuir para que otras personas también puedan tener una vida digna.
  4. Valor intrínseco de las cosas: El valor de las cosas no depende de su utilidad para nosotros. Todo tiene un valor intrínseco, independiente de su relación con el ser humano. Por ejemplo, el valor de un árbol no es igual al precio de su madera. Su valor proviene de los diversos servicios que presta a los sistemas naturales a los que pertenece: mejora los suelos, protege a los pequeños animales, recicla materia biológica, produce oxígeno, etc. Su valor se debe al hecho que existe.

¿Por qué Permacultura?

La permacultura es un concepto muy amplio, que abarca aspectos que van mucho más allá de la agricultura ecológica.

No se trata sólo de una forma diferente, más natural, de cultivar la tierra o gestionar correctamente el territorio y sus recursos, sino que además engloba actitudes y formas de vida más sostenibles y respetuosas con el planeta.

La Permacultura

Se trata de un cúmulo de conceptos, unidos y entrelazados, en donde se pueden incluir cuestiones relacionadas con la economía, la bioconstrucción, las energías renovables, el tratamiento y buen uso del agua, las relaciones sociales o la forma de viajar y relacionarte con las comunidades de acogida.

Todas estas cuestiones adquieren un cariz más importante si hablamos del paisaje rural y la manera en la que está evolucionando en los últimos años.

En la actualidad, México es un país con un consumo masivo de transgénicos, propiciando una cierta indefensión de los agricultores y ganaderos tradicionales ante la amenaza de la producción intensiva de la industria agroquímica.

Todo ello está produciendo una banalización de la soberanía alimentaria y del paisaje rural, despreciado en muchos casos.

Las consecuencias más directas es que se está fomentando el éxodo rural, así como la desertización y degradación del paisaje rural, uno de los mayores activos naturales con los que contamos y al que no se le da la importancia que merece.

Todo está conectado y ninguna de estas cuestiones pasará sin dejar consecuencias visibles.

Por todo ello, en Agroecoturismo hablamos más allá de un simple concepto y consideramos la permacultura como una filosofía y una forma sostenible de vida.

En este sentido, se basa una serie de preceptos éticos, que giran en torno al cuidado de la tierra (respetando el equilibrio de los ecosistemas, la realización de actividades inofensivas para el medio, la conservación y el uso proporcionado de los recursos), al cuidado de la gente (fomentando la colaboración y la ayuda entre las personas y las comunidades, cubriendo las necesidades básicas de alimento, educación, empleo satisfactorio y contacto humano) y al poder compartir los recursos (empleando tiempo y energía para lograr un mayor cuidado de la tierra y de la gente).

Estos preceptos básicos se resumen en los doce principios de diseño de la permacultura, que son herramientas para pensar y que, cuando se usan todas juntas, nos permiten configurar nuestro entorno y nuestro comportamiento en un mundo en donde se use menos energía y recursos.

Algunos de estos principios hablan de que es necesario trabajar con la naturaleza, no en contra de ella, abogando por ver que en el problema siempre está la solución.

Con el mínimo cambio se puede conseguir el máximo efecto porque, de hecho, todo afecta a todo y todo está interrelacionado.

La permacultura, en definitiva, habla de que el rendimiento de un sistema, en teoría, siempre es ilimitado, siempre que todo esté conectado y todo fluya en beneficio de todo.

Dado que en el actual sistema en el que estamos inmersos hace mucho tiempo que las desigualdades y la mala gestión de los recursos son la tónica, nos conviene comenzar a pensar en una reorganización personal, económica, social y política cuanto antes.

Los principios de la permacultura son universales y en el Agroecoturismo queremos acercarte los valores que confluyen en esta filosofía de vida, aunque los métodos usados para expresarlos varían mucho de acuerdo al lugar y la situación.

Agro ecoturismo, ¡Sendero a la Permacultura viva!

Es una explotación agropecuaria que combina la recreación tradicional con el contacto con la vida rural, conociendo el modo y las tradiciones campesinas asociando la participación y la observación activa de los turistas en las zonas agropecuarias, prestando un servicio por la experiencia, es una actividad que se realiza en espacios abiertos naturales de pequeñas localidades.

Conoce el jardín de Argelia que aplica los principios de la permacultura.

Hacer agro ecoturismo, una rama del turismo rural, implica diversos factores y beneficios como la riqueza cultural, el mantenimiento del entorno, el trato versus la experiencia, el disfrute de la naturaleza y el paisaje, el conocimiento al histórico del lugar y el ingreso económico con la variedad de ofertas turísticas, manteniendo el contacto directo con las actividades agrarias y aprovechamiento social productiva.

El primer jardín de la paz de Argelia estará en su capital, Argel, llevando esta iniciativa a África.

Entre otras actividades está el mantenimiento y alimentación de los cultivos y los animales de la cría y el cultivo de la misma cosecha de la propiedad, el manejo de maquinaria para el uso agrario como el contacto con los caballos como medio de transporte.

Aprovechando esta cultura para el beneficio económico que a la vez ofrece diversas formas de diversión, distracción y creatividad, siendo la base de esto el paisaje cultivado que es el principal objetivo de desarrollar dicha cultura y tener cultivos sanos de una manera tradicional, obteniendo una total sanidad vegetal convirtiéndose en una forma de vida sostenible, eficiente, rentable entrando en un mercado nuevo que lleva a obtener productos orgánicos y sin aditivos químicos.

Es una sociedad que beneficia a todos los involucrados generando nuevos ingresos, una educación a lo natural turística y ecológica, recuperando la cultura ambiental y agrícola.

Comentarios

Ramón Galicia

Soy socio fundador de Sociedad Cooperativa de Turismo Milpa Alta, de la Antigua región llamada Malacateticpac Momoxco. Durante los últimos 10 años me he dedicado a hacer lo que más me gusta: recorrer mis raíces. (Mi chantli-mi casa o país) En todo este tiempo he conocido maravillosos lugares. A muchos de ellos he regresado varias veces. Además de promotor de destinos soy guía Turístico freelance.

He disfrutado de experiencias inolvidables. En mi mente, corazón y alma aún quedan los sonidos de las diferentes lenguas herencia de nuestros abuelos prehispánicos, olores, sabores, texturas, música, miradas y sonrisas de mucha gente. Sin olvidar hostales campiranos, rancherías, campamentos en la montaña, caminatas largas, mercados, museos, pueblos, zonas arqueológicas y paisajes naturales maravillosos.

Soy un afortunado y también un convencido de que el turismo representa un medio de unión y entendimiento entre los distintos pueblos y culturas.

Últimas publicaciones de Ramón Galicia (ver todo)

No Comments Yet

Comments are closed

¿Quieres acompañarnos en nuestros viajes?
Solo apúntate y recibe las últimas novedades en tu mail.