Prohiben visitar Hierve el Agua

Uno de los paisajes naturales más hermosos de México son las cascadas petrificadas de Hierve el Agua.

Pero a partir de 2021, ningún viajero podrá conocerlas.

Hierve-el.agua-Oaxaca-maravilla-natural

Por años, este lugar ha sido un lugar imperdible en Oaxaca, fue sitio sagrado de los zapotecas y un importante lugar arqueológico donde se construyó un complejo sistema de riego.

Además, sus aguas termales han formado pozas donde es posible bañarse contemplando el paisaje, y también era un lugar abierto al senderismo y el cicloturismo para los que querían conocer el lugar más allá del mirador.

Pero todas estas experiencias se han acabado para los viajeros en ruta nacionales e internacionales.

Las autoridades de San Lorenzo Albarradas, el municipio donde se encuentra este sitio, dieron a conocer el cierre definitivo del parque.

¿Por qué cierra Hierve el Agua?

En esta ocasión el cierre del centro es una cuestión económica y un conflicto de posesión de la tierra.

Hierve el Agua se encuentra en el ejido de San Lorenzo Albarradas, sin embargo los pobladores de este lugar acusan que nunca han recibido ningún ingreso del parque.

Esto, según denuncian, se debe a que políticos oaxaqueños y empresas de turismo se quedan con el grueso de los recursos.

Por ello informan qué “Hemos determinado el Cierre permanente del parador turístico, dicho en otras palabras se prohíbe el acceso a cualquier persona ajena a la comunidad; así que el turismo nacional y extranjero que pretenda visitar las cascadas pétreas de Hierve el Agua se le informa que se abstenga de realizarlo ya que está prohibido su acceso de manera definitiva y permanente”.

El problema viene desde 2006, cuando el gobierno de Oaxaca prometió hacer una inversión de dos millones de pesos para mejorar el lugar, pero al hacerlo entregó la posesión material del terreno a San Isidro Roaguía, otro ejido del municipio, debido a que la zona queda en la agencia policial de el primer ejido.

Desde entonces, ambos lugares tienen un conflicto agrario, San Lorenzo Albarradas reclama la posesión legal de las tierras, y Roaguía reclama la entrega de participaciones económicas que les son adeudadas hace años.

Vista aérea de Hierve el Agua

Marcos Martínez Grijalba, agente de San Isidro Roaguía, advirtió que la decisión de cerrar el parque lleva a un alto riesgo de violencia entre ambas comunidades, y además de inconformarse con el cierre, reclamaron que un retén donde se cobraba derecho de paso a los visitantes era ilegal.

Hierve el Agua ha estado cerrado desde que inició la pandemia del Covid-19, pero ahora este conflicto impedirá que vuelva a abrir sus puertas.

Además, se advirtió que cualquier persona que intente entrar al lugar será arrestada por las autoridades municipales.

Esto debido a que entrar al ejido sin autorización equivale a violar propiedad privada.

“Ofrecemos una disculpa a todas aquellas personas que no conocen las maravillas que se encuentran en nuestro estado, pero es nuestra responsabilidad conservar el medio ambiente y la sustentabilidad de la población en armonía con la naturaleza”, señaló el grupo.

La Secretaría General de Gobierno de Oaxaca está interviniendo tratando de resolver el asunto.

Turismo extractivo

El problema de que los recursos económicos beneficien a las comunidades, es uno de los principales aspectos del turismo sostenible.

Si personas externas son las que ganan los recursos y los llevan fuera del lugar, entonces estamos ante un turismo extractivo, que deja en la pobreza a las comunidades receptoras.

Esto, es parte del problema en Hierve el Agua, según el comunicado de los ejidatarios.

“Es desafortunado, pero los recursos que genera este parador no son para la Ejidatarios de San Lorenzo Albarradas, sino para otras personas, aunque nosotros tengamos los documentos que somos legítimos dueños, no tenemos acceso a los recursos que prestadores de servicios turísticos y políticos con empresas turísticas cobran, por lo que no tiene caso que Hierve el Agua se apertura al público”, indicaron.

Para evitar estos problemas, es necesario tratar siempre de practicar y promover un turismo justo.

Antes de la pandemia, Hierve el Agua llegaba a recibir dos mil visitantes al día, y era promovido en las campañas del estado de Oaxaca.

Si los recursos que todos esos visitantes beneficiaran a Albarrandas y Roaguía, probablemente hoy el parque seguiría abierto.

Ahora, hay que esperar una resolución a este conflicto para alguna vez poder maravillarnos de nuevo con las cascadas pétreas de Hierve el Agua.

Las mejores experiencias de viaje
Obtén tu seguro de viajes
Voluntariado con Worldpackers
Anúnciate en Viajeros en Ruta
Francisco Fontano Patán
Últimas entradas de Francisco Fontano Patán (ver todo)
No Comments Yet

Comments are closed