Tag Archive for: Turismo Justo

 

Uno de los paisajes naturales más hermosos de México son las cascadas petrificadas de Hierve el Agua.

Pero a partir de 2021, ningún viajero podrá conocerlas.

Por años, este lugar ha sido un lugar imperdible en Oaxaca, fue sitio sagrado de los zapotecas y un importante lugar arqueológico donde se construyó un complejo sistema de riego.

Además, sus aguas termales han formado pozas donde es posible bañarse contemplando el paisaje, y también era un lugar abierto al senderismo y el cicloturismo para los que querían conocer el lugar más allá del mirador.

Pero todas estas experiencias se han acabado para los viajeros en ruta nacionales e internacionales.

Las autoridades de San Lorenzo Albarradas, el municipio donde se encuentra este sitio, dieron a conocer el cierre definitivo del parque.

¿Por qué cierra Hierve el Agua?

En esta ocasión el cierre del centro es una cuestión económica y un conflicto de posesión de la tierra.

Hierve el Agua se encuentra en el ejido de San Lorenzo Albarradas, sin embargo los pobladores de este lugar acusan que nunca han recibido ningún ingreso del parque.

Esto, según denuncian, se debe a que políticos oaxaqueños y empresas de turismo se quedan con el grueso de los recursos.

Por ello informan qué “Hemos determinado el Cierre permanente del parador turístico, dicho en otras palabras se prohíbe el acceso a cualquier persona ajena a la comunidad; así que el turismo nacional y extranjero que pretenda visitar las cascadas pétreas de Hierve el Agua se le informa que se abstenga de realizarlo ya que está prohibido su acceso de manera definitiva y permanente”.

El problema viene desde 2006, cuando el gobierno de Oaxaca prometió hacer una inversión de dos millones de pesos para mejorar el lugar, pero al hacerlo entregó la posesión material del terreno a San Isidro Roaguía, otro ejido del municipio, debido a que la zona queda en la agencia policial de el primer ejido.

Desde entonces, ambos lugares tienen un conflicto agrario, San Lorenzo Albarradas reclama la posesión legal de las tierras, y Roaguía reclama la entrega de participaciones económicas que les son adeudadas hace años.

Vista aérea de Hierve el Agua

Marcos Martínez Grijalba, agente de San Isidro Roaguía, advirtió que la decisión de cerrar el parque lleva a un alto riesgo de violencia entre ambas comunidades, y además de inconformarse con el cierre, reclamaron que un retén donde se cobraba derecho de paso a los visitantes era ilegal.

Hierve el Agua ha estado cerrado desde que inició la pandemia del Covid-19, pero ahora este conflicto impedirá que vuelva a abrir sus puertas.

Además, se advirtió que cualquier persona que intente entrar al lugar será arrestada por las autoridades municipales.

Esto debido a que entrar al ejido sin autorización equivale a violar propiedad privada.

“Ofrecemos una disculpa a todas aquellas personas que no conocen las maravillas que se encuentran en nuestro estado, pero es nuestra responsabilidad conservar el medio ambiente y la sustentabilidad de la población en armonía con la naturaleza”, señaló el grupo.

La Secretaría General de Gobierno de Oaxaca está interviniendo tratando de resolver el asunto.

Turismo extractivo

El problema de que los recursos económicos beneficien a las comunidades, es uno de los principales aspectos del turismo sostenible.

Si personas externas son las que ganan los recursos y los llevan fuera del lugar, entonces estamos ante un turismo extractivo, que deja en la pobreza a las comunidades receptoras.

Esto, es parte del problema en Hierve el Agua, según el comunicado de los ejidatarios.

“Es desafortunado, pero los recursos que genera este parador no son para la Ejidatarios de San Lorenzo Albarradas, sino para otras personas, aunque nosotros tengamos los documentos que somos legítimos dueños, no tenemos acceso a los recursos que prestadores de servicios turísticos y políticos con empresas turísticas cobran, por lo que no tiene caso que Hierve el Agua se apertura al público”, indicaron.

Para evitar estos problemas, es necesario tratar siempre de practicar y promover un turismo justo.

Antes de la pandemia, Hierve el Agua llegaba a recibir dos mil visitantes al día, y era promovido en las campañas del estado de Oaxaca.

Si los recursos que todos esos visitantes beneficiaran a Albarrandas y Roaguía, probablemente hoy el parque seguiría abierto.

Ahora, hay que esperar una resolución a este conflicto para alguna vez poder maravillarnos de nuevo con las cascadas pétreas de Hierve el Agua.

Airbnb se ha convertido en una de las principales plataformas para buscar hospedaje alrededor del mundo.

Pero las ventajas que ha traído a los viajeros para comparar y encontrar el mejor precio entre las rentas de Airbnb y los hoteles u hostales no siempre son palpables entre vecinos.

Aunque la empresa ha dado beneficios innegables a barrios donde compensan la falta de infraestructura hotelera, tal y como es el caso de Coyoacán con Airbnb en México, esto no ocurre en todos lados.

En los destinos mas populares del mundo, mismos que son víctimas del turismo masivo, el impacto negativo de Airbnb es una de las razones que han generado turismofobia y a las que se atribuye la gentrificación de decenas de barrios.

El problema es especialmente notable en Europa, donde las autoridades y la empresa no han logrado solucionar un asunto que ya ha creado una alianza de ciudades contra el turismo masivo.

Pero un colectivo de turismo ético ya ha sido creado para promover una solución, se trata de Fairbnb, la competencia de Airbnb que apuesta por un turismo sostenible.

¿Qué es Fairbnb?

Fairbnb es una cooperativa formada por activistas, programadores e investigadores para crear una plataforma de rentas vacacionales que sea viable económicamente y que esté centrada en la comunidad antes que en los beneficios.

área verde urbana

Para ello buscan que parte de los ingresos generados por los alquileres se quede en los barrios y que, en coordinación tanto con los vecinos como con los ayuntamientos, se destine a proyectos sociales locales que luchen contra los efectos negativos del turismo de masas.

Se apoya así un turismo justo, donde todos los involucrados reciben los beneficios de la actividad.

Entre los proyectos comunitarios que se pueden apoyar se encuentran desde áreas verdes y accesibilidad hasta transporte público y alimentos.

Para evitar tener la generación de dineros como prioridad, Fairbnb no se compone de inversores anónimos que busquen dinero, sino que será una propiedad colectiva a modo de cooperativa.

Esto incluye a anfitriones, huéspedes, establecimientos comerciales y vecinos.

Cada barrio decidirá en conjunto como gestionar la plataforma a nivel local y todas las decisiones se tomarán de manera abierta, siguiendo parámetros de transparencia.

Otro problema que se ha hecho presente en otras plataformas es el de que se ha roto la idea original de gente ayudando a gente, y han sido utilizadas por profesionales que anuncian decenas de propiedades.

Por ello Fairbnb tiene la regla de ´1 usuario, 1 anuncio’ evitando se corrompa el concepto de economía colaborativa.

La empresa está consciente de que la gentrificación es un problema de múltiples aristas y que para evitarla se necesitan múltiples factores que en última instancia dependen de la administración pública.

“De momento estamos trabajando en varias ciudades para conseguir crear grupos de trabajo contra la gentrificación, donde Fairbnb esté presente, pero donde el Ayuntamiento sea quien coordine”. Comenta Sito Veracruz, uno de los líderes del proyecto.

La idea es también beneficiar a los viajeros al ofrecerles experiencias únicas de turismo comunitario al acudir a lugares con un enfoque único de turismo donde te darán la bienvenida no como a un huésped, sino como a un vecino.

¿Dónde opera Fairbnb?

La plataforma Fairbnb se encuentra en este momento en fase de desarrollo, y se espera que empiece a funcionar a fines de 2019.

Para comenzar, se trabajará en cinco de las ciudades de Europa mas perjudicadas por el turismo masivo: Ámsterdam, Barcelona, Bolonia, Valencia y Venecia y mas adelante se buscará su expansión.

Pero aunque no opere aún, la plataforma ya comienza a trabajar y como viajero responsable puedes ayudarlos.

Para empezar puedes estar atento a su página web y probar su versión beta, que están a punto de lanzar para detectar cualquier posible error en su funcionamiento.

Compartir su proyecto para empezar a formar una comunidad viajera lista para elegir un alojamiento sostenible para su próximo viaje es otra manera de dar impulso a la iniciativa y para ello solo debes platicar del proyecto.

Si vives en alguna de las cinco ciudades donde la plataforma empezará a funcionar, Fairbnb está solicitando que los ayudes a correr la voz y que busques anfitriones en tu zona para sumarlos.

Finalmente, puedes apoyar financiando con un poco de dinero el crowdfunding que dentro de poco iniciarán para cubrir sus gastos.

¿Has escuchado hablar sobre el turismo justo? ¿sabes como hacerlo y que impacto positivo tiene?

Se trata de un concepto estrechamente ligado al de viajes responsables, al grado de que es muy sencillo confundirlos.

Pero al igual y que no es lo mismo el turismo sostenible que el sustentable, tampoco es lo mismo el turismo justo que el responsable.

Acompáñanos para aprender mas sobre ambos conceptos y como puedes aplicarlos en tus viajes.

Definición de Turismo Justo

Turismo justo se refiere a aquellos productos turísticos que aplican los conceptos del comercio justo, es decir, aquellos donde hay un reparto equitativo de las ganancias y apegados a los principios de la sostenibilidad.

Turismo Justo Sierra Gorda

Esto nos lleva a ver que el turismo justo está estrechamente ligado a la economía, uno de los tres ejes que forman el turismo sostenible, aquel que busca que los viajes sean de bajo impacto y benéficos para todos.

Por ello, el turismo justo no existe como una modalidad de los viajes en si al ser un concepto económico.

Para que exista el turismo justo deben existir tanto empresas con responsabilidad social, como viajeros que exijan se cumplan estas prácticas.

¿Pero de que se tratan estas exactamente? Para saberlo hay que conocer un poco mas de comercio justo.

¿Qué es el comercio justo?

El comercio justo surgió en Europa en 1964 y en principio se trataba simplemente de suplantar la ayuda comercial a países pobres por un régimen de apertura comercial.

La idea era que la gente seguía recibiendo dinero, pero como producto del trabajo y no solo de un apoyo que no pedía nada a cambio.

Desde ahí, la idea evolucionó y hoy no solo implica que los productores reciban directamente el beneficio de su trabajo sin que se quede en manos de intermediarios, sino que la producción promueva la ecología y los derechos humanos.

Existen sellos que validan los productos creados bajo estos estándares, tiendas dedicadas en exclusiva a venderlos y ONG que las promueven.

Los principios del Turismo Justo

Con base en lo anterior, existen seis principios para lograr un turismo justo.

1.- Ingreso justo

Todos los participantes en una empresa turística reciben una proporción justa de los ingresos en relación a su contribución en la actividad

2.- Voz y voto

Todos los participantes en una empresa turística tienen el derecho y oportunidad de participar en decisiones que los conciernen.

3.- Respeto

Se respetarán los derechos humanos, la cultura y el ambiente, promoviendo la tolerancia, la igualdad de género, la seguridad de los trabajadores, rechazando el trabajo infantil, con educación y evitando el dispendio de recursos.

4.- Seguridad

Los servicios ofrecidos a los turistas deben ser seguros, confiables y consistentes.

5.- Transparencia

Las empresas turísticas tendrán mecanismos de responsabilidad que incluyen el que todos sepan el nombre de los dueños, que los empleados y participantes tengan acceso a toda la información que los concierne y que las ganancias o pérdidas de la empresa sean conocidas para todos los que forman parte de ella.

6.- Sostenibilidad

Las empresas turísticas deben buscar un desarrollo sostenible.

Debates sobre Turismo Justo

Aplicar este concepto al campo del turismo es algo que ha generado debates y confusiones, algunas son de tipo académico y otras simplemente una confusión de conceptos, vamos a presentar y resolver estas dudas.

¿Existe el turismo justo?

Un primer debate es el negar que pueda existir el turismo justo, bajo el entendido de que los preceptos del comercio justo solo pueden aplicarse a productos físicos y en concreto a las industrias donde el concepto tuvo su origen, es decir: la agricultura, la artesanía y la producción industrial.

Sin embargo, el concepto de justicia en el comercio debe ser válido para todo campo donde pueda existir un abuso, y el turismo no es ajeno a estos.

El turismo masivo deja como consecuencia que muchos de los recursos que los viajes generan en un destino no se queden con la población local ni quienes dan los servicios, y que incluso se vayan fuera de las fronteras del país donde se generan.

La reserva Masungi nominada a los premios de la OMT

Un turismo justo evitaría esto al aplicar estrategias para que todos los involucrados en el servicio y el destino en si reciban una repartición equitativa de todos los ingresos que se generan.

Por ello desde 2006 se firmó la Carta de Málaga sobre turismo justo, y en ella se reconoce que el concepto existe y se puede y debe aplicar a la industria turística.

¿Puede existir el turismo justo en todo el mundo?

De acuerdo a varios documentos sobre el tema, reconociendo que el turismo justo existe, este sólo podría llevarse a cabo en países tercermundistas.

Esta idea surge del concepto de comercio justo que, como hemos visto, en su origen estaba diseñado para beneficiar a países pobres.

De ese modo al enfocarnos en los viajes se asume que hacer turismo justo es ayudar a la gente a salir de la pobreza y por ende debemos ir a lugares con menos recursos.

rechazar el trabajo infantil es parte de ser un viajero responsable

En este sentido América Latina, África y zonas de Asia serían las receptoras de este tipo de turismo.

Pero el hacer de esto un concepto exclusivo ignora que los abusos se pueden dar en cualquier lugar del mundo y que la aspiración a una repartición económica equitativa es válida para todos.

Ligar turismo justo a pobreza, también esconde una idea negativa, pues llevaría a que no existe uno sin el otro, por lo cual si queremos apoyar un comercio justo requerimos que exista gente pobre.

Es por ello que el turismo justo no debe ir ligado al destino que se elige, sino a las prácticas que se siguen como regla en cualquier empresa.

¿Puedo hacer viajes de turismo justo?

Si te interesa el concepto y quieres ayudar haciendo turismo justo, muy probablemente te encontrarás con agencias y empresas que ofrecen viajes de este tipo.

Lo cierto es que tú, como viajero, lo que puedes hacer es un viaje responsable, para el cual hay varios preceptos que puedes conocer aquí.

Para serlo, una de las cosas por hacer es fomentar condiciones dignas de trabajo y para ello acudes a empresas que promuevan el turismo justo.

He aquí la confusión entre viaje responsable y turismo justo que mencionamos al principio, están muy ligadas de modo que no existe una sin la otra. El viajero responsable consume en empresas que aplican preceptos de turismo justo, y estás buscan a los trotamundos con conciencia para ofrecer sus servicios.

millenials viajeros

Por otro lado está el que te digan que un viaje respetuoso con el medio ambiente y que protege el patrimonio cultural es parte del turismo justo.

En sentido estricto no lo es, pues se trata de los otros dos ejes del turismo sostenible, aunque la diferencia es poco relevante, pues una empresa que promueva el turismo justo no puede hacerlo si este afectara el entorno natural o histórico.

¿Cómo encuentro empresas de turismo justo?

Todo lo visto hasta ahora puede aclarar el concepto, pero queda la duda de cómo identificar a una empresa que apueste por fomentar este.

El riesgo es que, al igual que con el falso ecoturismo, es muy fácil que con una campaña de marketing una empresa turística presuma de ser justa, cuando en realidad no lo es y solo busca comerciar con nuestra buena voluntad.

Un primer paso es acercarse a las ONG especializadas que conocen a estas empresas y pueden indicarte cuales son confiables.

Ver que empresas y prácticas son reconocidas por organismos como la UNESCO, también te muestra que se trata de iniciativas serias para eliminar la desigualdad económica.

En el caso del comercio, existen sellos que validan a una empresa como justa. En el turismo esto aún no se desarrolla del todo, pero ya hay algunos sellos entre los que destaca la certificación Tourcert.

Banner de la Fundación Intrepid

Si quieres adentrarte en el tema desde un enfoque más académico, por aquí te dejamos este muy interesante y completo artículo.

Recuerda que promover un turismo justo es posible, y todo empieza contigo y con las decisiones que tomas cuando te conviertes en un viajero en ruta por el mundo.

El turismo es una herramienta de transformación social, y en Colombia se está convirtiendo en una clave para ayudar a la pacificación de zonas que durante años estuvieron asoladas por la guerrilla de las FARC.

Ahora, antiguos guerrilleros encuentran un nuevo futuro lejos de las armas y en concreto nueve de ellos van a convertirse en guías de rafting.

Esto gracias a la cooperación internacional ofrecida por la Federación Internacional de Rafting y por la compañía Ríos Tropicales de Costa Rica.

Para capacitarse como guías de rafting los guerrilleros pasaron un entrenamiento que se completó el pasado 9 de noviembre.

Ahora trabajaran en el río Pato, donde esperan a los viajeros que busquen conocer una zona hasta hace poco imposible de visitar.

El río Pato se ubica en Caquetá, uno de los departamentos donde a inicios de año la ministra de turismo Sandra Howard Taylor comenzó un programa para impulsar el turismo justo en antiguas zonas en conflicto.

ONU apoya turismo justo en Colombia

El programa de rafting en el río Pato se da en parte gracias a la misión de la ONU para desarrollar las antiguas zonas de las FARC en Colombia.

Para ello algo fundamental es apoyar a los guerrilleros, algunos de los cuales pasaron décadas en armas debido a un conflicto que duró 54 años, a reincorporarse a la vida civil.

Esto es parte de los acuerdos de paz logrados y firmados en 2016.

Rafting Río Pato

El emprendurismo turístico es una de las principales alternativas para generar empleos en estas zonas, y es desde donde se desarrollo el proyecto de entrenar a guías de rafting.

“Este es un paso más para lograr la paz, y nuestros guías están orgullosos no solo de impulsar el rafting, sino de ser parte del proceso de paz en Colombia”, dijo Rafael Gallo, presidente de Ríos Tropicales al portal Adventure Travel News.

“La idea es promover la reconciliación y ayudar a la gente a adaptarse después de un conflicto tan largo, desarrollando nuevas fuentes de ingreso y medios de vida”.

Gallo recorrió la zona invitado por la misión de la ONU, conoció los deseos del centenar de habitantes de la zona de impulsar el ecoturismo y quedó impresionado por la belleza del río.

El potencial comercial del rafting también era grande, por lo cual la empresa costarricense envió a dos de sus mejores guías para capacitar a los ex guerrilleros de la FARC en un proceso que comenzó el 4 de octubre.

“Quedé muy inspirado al ver como un río y el rafting podían transformar la vida de las personas y su futuro.”, añadió.

El entrenamiento incluyó desde clases de kayak hasta cursos de seguridad y rescate, y los guías obtendrán una certificación especial de la Federación Internacional de Rafting.

La empresa de rafting del Río Pato, que se ubica en el municipio de San Viente del Caguán, continuará capacitándose en un proceso continuo que abarcará todos los aspectos de formar una pyme turística.

Pero si eres un viajero responsable y quieres ayudar a la vez que vives una experiencia única en la naturaleza, la puerta ya está abierta para visitar la zona.

Intrepid Travel es la compañía de viajes de aventura más grande del mundo, pero liderar en cuanto a su tamaño ya no es suficiente, y ahora quieren poner el ejemplo y convertirse en un proyecto de turismo sostenible al 100%.

Por ello la empresa se ha certificado como una B-Corporation, un sello que indica que una empresa está cumpliendo con los más altos estándares de responsabilidad social y ambiental.

Además, revisa la transparencia, la legalidad y el propósito de una empresa asegurando que se trate de un negocio de turismo justo, que no viva solo para hacer dinero sino para construir un mundo y una economía más justa e inclusiva.

Nacida en Australia en 1989, Intrepid Travel da hoy empleo a más de 1,800 personas y tiene una cartera de más de 1,500 itinerarios en más de 120 países, todos una invitación que un viajero en ruta no puede rechazar.

Al obtener el certificado B-Corporation la empresa ayudará, en palabras de su presidente James Thornton, a “hacer crecer el mercado de viajes sostenibles ricos en experiencias”.

“Creemos que un negocio debe ser una fuerza para hacer el bien”, añadió.

Como logró Intrepid Travel su certificado

El logro para Intrepid Travel, que es de festejarse entre todos los que apoyan el turismo sostenible, ha sido difícil de conseguir.

La empresa comenzó logrando convertirse en un grupo que produce 0 emisiones de carbono a la atmósfera en 2010.

Esto se hizo a través de la compra de compensaciones de carbono, mitigando el daño que sus actividades puedan causar.

Pero esto no fue sino un primer paso, además tienen la Fundación Intrepid.

 

Fundación Intrepid

Esta ve mucho más allá de las emisiones de gases de efecto invernadero y buscan que todos los efectos de los viajes que realizan sus clientes sean benéficos.

La Fundación busca que apoyar a las comunidades de todo lugar a donde llevan viajeros, acercándose a organizaciones locales y ayudándoles a resolver problemas que van desde la protección al ambiente hasta la educación y los derechos humanos.

El principal modo de trabajar es con donativos y colecta de fondos, donde por cada dólar donado por los viajeros responsables, la empresa da el doble de dinero.

Además, la Fundación se encarga de todos los costos administrativos, de modo que todo lo donado va directamente a las comunidades.

Planes a futuro

Tras recibir el certificado, Intrepid Travel va a crear la figura del Chief Purpose Officer.

El puesto caerá en Leigh Barnes y tendrá que supervisar que todo el crecimiento de la empresa se haga con propósitos sociales.

Su principal preocupación será estudiar el impacto ambiental del turismo, pues pese a ser llamada la industria sin chimeneas, viajar genera emisiones contaminantes, y no todos los viajeros se preocupan por aminorarlas.

Si tú eres de quienes creen que viajar cambia el mundo recuerda que hay opciones de ecoturismo en Milpa Alta.

En total 8% de la contaminación del mundo está ligada a los viajes, abarcando desde aspectos obvios como las emisiones de coches, aviones y barcos, hasta otros menos evidentes como los desechos generados en la fabricación de alimentos o recuerdos para los turistas.

Barnes dijo que quieren que la gente viaje, pues hacerlo “cambia el modo en que vez el mundo y como te conectas con la gente”, pero que esto se debe hacer solo de manera sostenible.

Su lógica no es sólo social, sino empresarial, si destruimos el ambiente, no habrá industria turística.

Hace años Intrepid Travel fue la primera empresa que puso fin a llevar viajeros a paseos en elefantes y otras actividades que exploten la vida salvaje.

En lugar de esto prefieren un modelo como el del parque de Virunga o las reservas de tigres en la India que ayudan a conservar especies.

Banner de la Fundación Intrepid

Hoy buscan combatir el turismo masivo contra el que luchan en Europa y que simplemente roba recursos y agota a las comunidades receptoras sin dejar beneficios a sus habitantes.

Mientras legislaciones como la de Mallorca ya empiezan a evitar estos daños, Intrepid se dedica a diseñar itinerarios basados en turismo comunitario que cree valor real y a largo plazo para la gente común.

Está demostrado que las empresas privadas pueden dar grandes beneficios al mundo de los viajes, tal y como Chile confirmó al proteger gran parte de su territorio con ayuda de North Face.

Líderes en el turismo sostenible, es deseable que tanto en México como en el resto del mundo estos ejemplos se sigan multiplicando, y que lograr una industria de los viajes justos no dependa solo de iniciativas gubernamentales.