¿Qué hacer en Pyeongchang?

Templo budista de Woljeongsa en el distrito de Pyeongchang

A dos semanas de que comienzen los Juegos Olímpicos de Invierno Pyeongchang 2018, ponemos el ojo viajero en esa provincia de Corea del Sur para conocer sus atractivos.

Ya sea que vayas a aprovechar los Juegos y sus descuentos para visitar aquella región, o que en otro momento tu recorrer el mundo te lleve ahí, esto es lo que no te puedes perder.

Pero antes de eso, ubiquémonos.

¿Dónde esta Pyeongchang?

El distrito de Pyeongchang está al norte de Corea del Sur, en la provincia de Gangwon y con las montañas Taebaek como principal rasgo geográfico.

Mapa de la provincia de Gangwon, donde está PyeongchangSe localiza a 180 kilómetros de la capital, Seúl, y gracias a los Juegos, se puede llegar con mucha facilidad a través de un tren de alta velocidad inaugurado el pasado diciembre.

El distrito se divide en una ciudad, la que le da nombre, y siete pueblos. Curiosamente, y pese a dar su nombre como sede, no habrá un solo evento de los Juegos Olímpicos de Invierno que se celebre en la ciudad.

Sabiendo donde estamos, ahora si, vamos a conocer los atractivos turísticos de Pyeongchang.

Resort de Esquí Alpensia

Por supuesto, si durante las próximas semanas la región se convertirá en la capital del deporte invernal, no sorprende que su principal atractivo esté justamente relacionado con el deporte.

Hoteles de Pyeongchang

Si te preguntas qué hacer en Pyeongchang, la primera respuesta es esquiar.

El resort de Alpensia estará cerrado para los visitantes durante la olimpiada, pero el resto del año cualquiera puede ir a probarlo y sentir la adrenalina del descenso en nieve.

Encontrarás pistas de esquí de todos los niveles, ya seas principiante, intermedio y avanzado, y un área de la montaña está reservada para la práctica del Snowboard.

Fuera de temporada, la montaña no pierde su atractivo, pues sus laderas quedan sembradas de un jardín de flores que alcanza 100,000 metros cuadrados de área.

Woljeongsa

Cambiando el foco de la visita, y pasando del deporte a lo espiritual, Pyeongchang se caracteriza por sus templos budistas.

De todos ellos, el más destacado es el Woljeongsa, ubicado en el monte Odaesan y principal sede de la orden Jogye del budismo coreano.

El templo fue establecido en el año 643, y es sede de muchas importantes propiedades culturales.

De todos ellos, el más destacado es una pagoda de piedra de nueve niveles, que se cree existe desde el siglo X y es reconocida como un tesoro no sólo de la región, sino del país.

Parque de la unificación

Cuando se habla de Corea, muchas cosas vienen a la mente, desde su espiritualidad hasta su innovación, pero hay otro aspecto imposible de olvidar y que es una herida abierta.

Corea es un país en guerra, y dividido hace décadas quedando como una cicatriz sin sanar de la ya hace tiempo superada guerra fría.

Unificar al norte y al sur de esta nación parece a veces imposible, pero es un anhelo constante que tanto el deporte, como el viaje que acerca a extraños siempre busca fomentar.

 

Pyeongchang

El lugar cuenta con dos secciones, una para narrar la historia de la guerra de Corea que dividió a la nación y la otra para mostrar buques militares usados en el conflicto.

Pero lo más atractivo es un auténtico submarino norcoreano, que encalló cerca de la zona en 1996 y que acabó por ser exhibido, para muchos esto es lo más cerca del régimen norcoreano que es posible estar.

El nombre del lugar nos recuerda el anhelo de unir a un país, tal y como lo hicieron Alemania, Vietnam y Yemen.

Cueva Baengnyong

Pyeongchang también tiene un buen número de atractivos naturales, y uno de los más atractivos, que se encuentra dentro de los límites de la ciudad es esta cueva.

Cueva de Baengnyong una de las cosas qué hacer en PyeongchangEntrar a Baengnyong permite conocer la entrañas de Corea del Sur a través de un recorrido de 1.8 kilómetros abierto para gente de entre 9 y 65 años de edad.

Este atractivo turístico nació gracias a la propia iniciativa de los habitantes de la ciudad, pues trabajaron para expandir y hacer accesible lo que era una estrecha senda de difícil exploración.

Los tours para explorarla salen cada media hora y se forman con un máximo de 20 personas para proteger el lugar.

Jeonggangwon

Un viaje a ningún lugar puede estar completo sin experimentar su gastronomía, y Pyeongchang ofrece el lugar perfecto para probar la comida de Corea del Sur.

Se trata de Jeonggangwon, un centro creado para preservar, estudiar y difundir la gastronomía coreana en el mundo.

La visita puede ser tan rápida como ver la sala de exhibición y conocer sobre toda la cocina del país, pero sin duda los auténticos viajeros querrán aprovechar una experiencia más completa.

Gastronomía de Corea del Sur en Jeonggangwon

Jeonggangwon ofrece la posibilidad de tomar clases para preparar tu propio platillo y probar tu sazón.

O de lo contrario puedes pasar la noche en el lugar en una de las tradicionales casas coreanas que tienen y que serán mejor vivencia que cualquier cuarto de hotel.

Comentarios

Francisco Fontano Patán

Mexicano y descendiente de españoles, desde niño sentí infinita curiosidad por descubrir el mundo, así que estaba escrito que sería un viajero. Exploré el mundo primero a través de mapas, y luego en persona. Tras escribir como freelance en varias revistas, viví un año en Barcelona donde obtuve una maestría en periodismo de viaje, fui miembro fundador del proyecto Caminos Sellados y gané un premio Malta Tourism Press Award como coautor del libro Postales del Mundo: Malta

He visitado 23 países de cuatro continentes y mi filosofía es que, en todo lugar hay algo por descubrir.
Francisco Fontano Patán

Últimas publicaciones de Francisco Fontano Patán (ver todo)

No Comments Yet

Comments are closed

¿Quieres acompañarnos en nuestros viajes?
Solo apúntate y recibe las últimas novedades en tu mail.