República de Saugeais: un pequeño país entre Francia y Suiza

El valle de Doubs fue por siglos un lugar de muy difícil acceso y donde sus habitantes se tenían que valer por si mismos para sobrevivir.

Una región del mismo, el Saugeais, desarrolló una personalidad muy fuerte, la cual los distingue del resto de Francia, el país donde se encuentran.

El Valle de Saugeais que forma la república de ese nombre

Las aldeas del valle forman también la autodenominada República Libre de Saugeais, la nueva parada en nuestra serie de micronaciones del mundo.

¿Dónde está la República de Saugeais?

El Doubs es un río de 453 kilómetros, el décimo más largo de Francia, que nace cerca de la ciudad de Mouthe y termina su curso al unirse al río Saona.

A lo largo de su curso, marca en varios puntos la frontera entre Francia y Suiza, e ingresa brevemente al país helvético en el cantón de Jura.

Los municipios del valle de Saugeais entre Francia y Suiza

El río forma un valle que también se llama Doubs, y una sección de este es conocida como el Saugeais.

Se trata de un valle a más de 1,000 metros de altitud compuesto por once municipios: Les Alliés, Arçon, Bugny, La Chaux, Gilley, Hauterive-la-Fresse, La Longeville, Maisons-du-Bois-Lièvremont, Montbenoît, Montflovin y Ville-du-Pont.

Estas once comunas son las que juntas forman la República de Saugeais.

Historia de Saugeais

Por siglos el Saugeais fue un valle prácticamente inaccesible, protegido por profundos bosques y frecuentemente cubierto de fuertes nevadas.

Lo inhóspito del lugar, lo convirtió en un lugar prácticamente deshabitado, y solamente algunos ermitaños medievales, quienes por sus creencias religiosas buscaban la soledad, lo elegían como su hogar.

Fue hasta 1150 cuando el señor de Joux, un noble local al que pertenecía la zona, le regaló el valle al obispo de Besanzón, la ciudad más importante de la zona y bajo su mando, se buscó a un grupo de monjes agustinos de Suiza, y a trabajadores de Saboya quienes trabajaron en la zona y la hicieron habitable.

Cuando el lugar fue de más fácil acceso y a partir de la construcción de la abadía del siglo XII, las once villas que la forman se fueron fundando y creciendo.

Abadía de Montbenoit siglo XII, Francia medieval

Aún así las duras condiciones climáticas y el aislamiento nunca se fueron y los saugesianos tenían una personalidad diferente incluso a las villas más cercanas fuera del valle.

Entre sus hechos históricos más importantes estuvo la invasión del ejército sueco en 1637.

El Franco Condado, al cual pertenecen Doubs y Saugeais, era en ese entonces no parte de Francia, sino del Sacro Imperio Romano Germánico, país que entró en guerra con Suecia durante la Guerra de 30 Años, el paso de los escandinavos por la zona, provocó una masacre que aún es recordada.

Fuera de esta guerra, la vida en Saugeais fue tranquila y rural. Fueron parte del Imperio español y finalmente incorporados a Francia, pero esto poco influyó en los habitantes del lugar.

Saugeais era un lugar tan aislado, que hasta 1787 mantuvieron vigente el sistema de servidumbre medieval, y hasta el siglo XX hablaron un dialecto propio, el saugette, derivado del arpitano y que hoy está extinto.

Nace la República de Saugeais

Pese a la fuerte personalidad del valle, la micronación de la República de Saugeais no nació ni con una intención de autonomía o de reclamo cultural, sino como un simple chiste.

En 1947 Georges Pourchet, dueño de un restaurante cercano a la abadía de Montbenoît estaba cocinando pues el pueblo recibiría visitas de un acto oficial.

Bandera de la República de Saugeais flagEntre los asistentes se encontraba Louis Ottaviani, prefecto de la región de Doubs y la figura más importante que iba a visitar el lugar.

Pourchet tenía una personalidad muy bromista, y recordando el espíritu independiente de la zona, cuando recibió a Ottaviani se le ocurrió preguntarle si tenía permiso para visitar el territorio.

Ottaviani siguió la broma y le preguntó al restaurantero sobre el lugar, conforme la conversación continuó, Ottaviani dijo a Pourchet:

“Bueno, esto suena como una república, y una república necesita un presidente. Por lo tanto, te nombro presidente de la República de Saugeais”.

La idea le encantó a los habitantes del valle, que desde entonces trataron a Pourchet como presidente.

El gobierno de Gabrielle Pourchet y el crecimiento de Saugeais

Aunque la broma se recordó, durante la vida de George Pourchet la situación no fue más que una anécdota, pero tras su fallecimiento en 1968 la cosa cambiaría.

El alcalde y el abad de Montbenoît decidieron que la idea de la micronación no muriera, y en 1972 acudieron con Gabrielle Pourchet, la viuda de Georges, para decirle que los ciudadanos de Saugeais la habían elegido como nueva presidente usando el democrático método de medir aplausos.

Gabrielle aceptó, pero no se tomó el puesto como una broma, y comenzó realmente a trabajar por la gente de la región, logrando que con sus esfuerzos la llamada en francés République libre du Saugeais se convirtió en una realidad.

Entre otras cosas, Gabrielle designó a gente de la zona en puestos como primer ministro, embajadores y ciudadanos honorarios; recaudó fondos para restaurar la abadía medieval, que hoy es su principal atractivo; encontró una antigua canción humorística en saugette, el desaparecido idioma de la zona, misma que se designó como himno nacional y creó otros símbolos patrios como la bandera y su escudo.

Font de La Loue France

Gabrielle estuvo acompañada de otras personas, entusiastas del folklore de la región, y durante esta época se logran varios hitos que ponen a Saugeais como una micronación única.

Destaca la creación de Tele Saugeais, que inició como una red de cines ambulantes, pero que acabó por producir documentales propios sobre la vida rural en la zona.

El impacto de estos cortos de 15 minutos fue tal, que se transmitieron en televisión nacional a través de la cadena France 3 Bourgogne-Franche-Comté.

Este impacto le ha dado una difusión que difícilmente ha alcanzado alguna otra micronación.

Saugeais hoy

Fabrielle Pourchet falleció en 2005, y el gobierno del país decidió darle la presidencia a su hija, Georgette Bertin-Pourchet.

La mujer, que ya estaba jubilada, viuda y sin hijos, se resitió al puesto pues siempre le molestó que tuvieran pocas reuniones familiares por el trabajo de su madre. Pero finalmente aceptó.

De acuerdo a una entrevista publicada por la BBC el no tener familia fue esencial para acabar aceptando el puesto que describe como un trabajo de tiempo completo.

Georgette Pourchet corona a Miss Saugeais

Georgette ha continuado el trabajo de sus padres, y la micronación es parte importante de la cultura de la zona, además de un reclamo turístico.

¿Qué ver en la República de Saugeais?

Los atractivos no faltan en esta pequeña región de Francia, con amplia historia y tradiciones, pero el atractivo número uno es la abadía de Montbenoît.

Fundada en el siglo XII, es la construcción más antigua de la zona, y en gran medida la responsable de que el valle se haya desarrollado y habitado, y ha estado presente a lo largo de toda la historia del lugar.

El edificio hoy está en su máximo esplendor gracias a las restauraciones que han sido impulsadas con el turismo rural y las donaciones de los vecinos.

Al ser una zona rural, y un hermoso valle dominado por la naturaleza, el senderismo y el cicloturismo son actividades imperdibles para respirar aire fresco y transportarte entre pueblo y pueblo.

Senderismo en los bosques de Francia

La página de turismo del valle da a conocer las mejores rutas en las cuales puedes perderte.

Dentro de la naturaleza, el punto más visitado es la Fuente de La Loue, una cueva de donde surge un pequeño río de agua que es parte del sistema del Doubs.

A su lado hay una exposición que explica la geología de la cueva, y donde se exhibe la película Pays de Courbet Pays d’Artiste, sobre un artista local que se inspiró en la belleza de la zona para sus trabajos.

Los once pueblos de la zona se pueden recorrer y tienen el encanto de la Francia rural, y por supuesto, la historia de la micronación está presente como un atractivo.

Hay un museo dedicado a su historia en la abadía, suvenirs para presumir que estuviste en un país que nadie conoce, e incluso una aduana, donde usualmente solo hay un muñeco representando a un guardia, pero donde si tienes suerte podrás encontrar una persona real para sellar tu pasaporte.

La zona también tiene una rica gastronomía, destacando sus embutidos, y eventos deportivos como las 24 horas de Montbenoit, donde se compite en ciclismo y biatlón.

La zona es incluso el lugar de nacimiento de Florence Baverel-Robert, campeona olímpica de biatlón en Turín 2006.

Futuro de la República Libre de Saugeais

Pese a su larga y exitosa historia, hoy Saugeais enfrenta una crisis.

Georgette Pourchet está cerca de los 90 años y ha dicho que ya está cansada del puesto y que necesita un sucesor.

Pero al no tener descendientes, no hay una elección natural para ejercer un papel que hasta este momento ha sido una dinastía.

La mujer declaró a la BBC en 2020 que no había encontrado a nadie interesado en ocupar la presidencia, por lo que su eventual renuncia o fallecimiento dejaría un vacío de poder.

En ese momento se sabrá si la idea de ser una micronación y defender su folclor es suficientemente fuerte en el valle como para que otro ciudadano acepte el puesto y las responsabilidades que implica, o si la historia del lugar terminará con los Pourchet.

Sin embargo, la esperanza existe, pues la República se ha vuelto tan importante a nivel nacional que su gobierno incluso ha recibido invitaciones de la presidencia de Francia, especialmente de Nicolas Sarkozy, para acudir a actos oficiales en París cuando se honra a ciudadanos locales.

Las mejores experiencias de viaje
Obtén tu seguro de viajes
Voluntariado con Worldpackers
Anúnciate en Viajeros en Ruta
Francisco Fontano Patán
Últimas entradas de Francisco Fontano Patán (ver todo)
No Comments Yet

Comments are closed