Agua para el Parque Nacional Hwange

Elefantes en Hwange

Zimbabue, uno de los países mas pobres del mundo, es el último destino que se verá beneficiado con una fuerte inversión en turismo sustentable que irá para el Parque Nacional Hwange, el mas importante del país.

En Viajeros en Ruta hemos estado siguiendo los fantásticos proyectos de desarrollo sostenible que recibieron financiamiento de parte de la organización Adventure Travel Conservation Fund.

Estos incluyen dos proyectos mexicanos: la conservación de la tortuga marina en Oaxaca y la desplastificación de Todos Santos en Baja California, además de un plan para salvar al leopardo de las nieves en India.

África es sede del último proyecto beneficiado, y el tema para Zimbabue tiene que ver con algo vital para todos, el agua.

El Adventure Travel Conservation Fund, que busca llevar a que las empresas de turismo ayuden a conservar el planeta y las maravillas que tienen le dieron a este proyecto, como a los otros $20,000 dólares a usarse durante los próximos dos años.

El Parque Nacional de Hwange

África es, sobre todo para los amantes del ecoturismo, sinónimo de parques nacionales donde su megafauna es protegida y donde podemos conocer a maravillosos animales en libertad.

Prácticamente no hay país que no tenga una reserva con mayor o menor protección, desde las mas populares como el Serengueti, hasta las poco conocidas de una nación como Burundi o las amenazadas por la caza como el Parque de Virunga.

Zimbabue no es la excepción, y al hablar de este país al sur del continente, su más grande y más antigua reserva es el Parque Nacional de Hwange.

Existe desde 1928, y ha sido motivo de atención en años recientes por la caza de dos leones, Cecil y Xanda a manos de un dentista estadounidense.

Lejos de estas tristes noticias, el Parque Nacional de Hwange tiene una curiosidad.

Es el único de los principales parques nacionales de África que no tiene un río o una fuente de agua dentro de sus límites.

Esto, pese a estar relativamente cerca de las populares cataratas Victoria, el principal atractivo turístico de Zimbabue.

Elefantes bañándose en Zimbabue

Cuando el parque se creó, la ecología estaba en pañales, y nadie notó el daño que la ausencia de agua en el parque causaría.

Los animales que lo habitan están obligados a salir del área protegida para hidratarse, creando severos conflictos con la gente de los alrededores, sobre todo en temporada seca.

Ted Davison, primer guardia del parque

Hubo una persona que rápidamente se dio cuenta del problema, y aunque los límites del Parque nunca cambiaron, si logró evitar el choque entre humanos y animales.

Este fue Ted Davison, quien fue esencial para la creación del parque en el país que en aquel entonces se llamaba Rhodesia, y que fue su primer guardián.

Davison anticipó que el agua era un problema para el futuro de la reserva y empezó a crear un sistema artificial para dotar del líquido a la zona.

Su proyecto fue continuado por los guardias que lo sucedieron y a través de pozos, molinos y bombas aseguró que el agua esté siempre disponible para los elefantes y las otras especies en el parque.

El trabajo de Ted Davison fue esencial, pero con el tiempo los molinos de viento fueron remplazados por generadores a base de diésel.

Los combustibles fósiles provocan el mas grande problema de la actualidad, la contaminación atmosférica y el cambio climático, además de que tras décadas de uso la mayor parte son obsoletos.

Es aquí donde entra el fondo dado a Zimbabue para cambiar la cara de este Parque Nacional.

Agua para Hwange

Este proyecto de turismo sostenible es impulsado por Imvelo Safari Lodges, uno de los alojamientos que puedes usar cuando viajes a este parque nacional africano.

Lago en la reserva natural de Hwange

La idea es usar los fondos para remplazar el contaminante combustible por bombas que funcionen con energía solar, la cual abunda en Zimbabue.

Una vez que se remplacen, el agua del parque llegará gracias únicamente a energía limpia, reduciendo la huella de carbono de Hwange y de Zimbabue.

No solo los animales y los viajeros se beneficiarán de esto, pues el impacto también es a nivel humano.

Las aldeas alrededor del parque recibirán agua para sus escuelas, mejorando su higiene, y en concreto el pueblo de Emanaleni recibirá una dotación de agua para crear un jardín de vegetales comunal.

Con ello, la dieta de sus habitantes mejorará.

De nuevo el turismo sostenible cambiará el rostro de una comunidad, y por ello aquí lo promovemos como la única forma en que un viajero responsable debe recorrer el mundo.

Comentarios
Francisco Fontano Patán

Francisco Fontano Patán

Mexicano y descendiente de españoles, desde niño sentí infinita curiosidad por descubrir el mundo, así que estaba escrito que sería un viajero. Exploré el mundo primero a través de mapas, y luego en persona. Tras escribir como freelance en varias revistas, viví un año en Barcelona donde obtuve una maestría en periodismo de viaje, fui miembro fundador del proyecto Caminos Sellados y gané un premio Malta Tourism Press Award como coautor del libro Postales del Mundo: Malta

He visitado 23 países de cuatro continentes y mi filosofía es que, en todo lugar hay algo por descubrir.
Francisco Fontano Patán

Latest posts by Francisco Fontano Patán (see all)

No Comments Yet

Comments are closed

¿Quieres acompañarnos en nuestros viajes?
Solo apúntate y recibe las últimas novedades en tu mail.