Micronaciones: ¿quieres visitar los países que no existen?

217 es un número mágico para cualquier viajero de corazón, pues es el total de países y territorios que existen en el mundo, y por lo tanto, el máximo número de destinos que puedes visitar.

¿Pero es cierto esto o existe alguna manera de ir más allá?

Micronación Principado de Hutt River

La respuesta es que en todos los continentes hay lugares que no aparecen en ningún mapa, y de los que prácticamente nadie sabe, pero que en cierto modo existen y te dan la posibilidad de tener aventuras y experiencias en destinos únicos.

Se trata de las micronaciones, los países que no existen, ¿quieres saber más sobre ellos?

¿Qué es una micronación?

Una micronación es un estado que sostiene ser independiente, pero que no es reconocido por ningún otro país ni por ningún organismo internacional.

Además, no es capaz de ejercer el monopolio de la fuerza, la soberanía o el control de su población.

Micronaciones Principado de Hutt River

Las razones por las que surge una micronación son variadas, y entre los casos más comunes se encuentran desde la experimentación teórica sobre como se organiza un estado, hasta la simple gracia de hacerlo.

También lo están la protesta o rebeldía ante actos de gobierno, e incluso el encubrimiento de actividades criminales.

Historia de las micronaciones

La primera micronación de la historia fue el Principado de Baldonia Exterior, una isla de 16,000 metros cuadrados en el archipiélago de las islas Tusket en Canadá.

La isla fue comprada por el empresario Russell Arundel, que trabajaba para Pepsi-Cola, quien incluso logró enlistar su consulado en directorios telefónicos de Washington, atrayendo atención internacional de gente que lo tomó por un país real.

Caminando por la isla que fue Baldonia Exterior

Baldonia Exterior llegó incluso a declarar la guerra a la Unión Soviética en plena Guerra Fría, pero esto llevó a que el público en general conociera su verdadero nacimiento y el interés en la micronación se extinguió.

En los años 70 Arundel vendió la isla, poniendo punto final a su historia.

Fuera de esta primera experiencia fue a partir de la segunda mitad de los años 60 que empezó un verdadero movimiento de fundación de micronaciones, varias de las cuales siguen existiendo.

Estos lugares cuentan con territorio, usualmente de poca extensión, y son ignorados o tolerados por el país del que presumen haberse separado.

En la década de los 90, el Internet permitió la rápida multiplicación de micronaciones.

Muchas de ellas, no existen físicamente y la mayor parte de ellas son pasatiempos de sus creadores, que desde una página web pueden reclamar que existen como cuasiestados.

En 2020, el Principado de Hutt River, una de las micronaciones más antiguas y famosas, desapareció por culpa del coronavirus.

¿Son legales las micronaciones?

Aunque no son reconocidas por nadie como nación independiente, algunas de ellas si encajan con definiciones internacionalmente aceptadas de estados.

En concreto, están amparadas por la Convención de Montevideo, firmada en 1933 en Uruguay por 19 países de América.

En su primer artículo, la Convención declara que un estado-nación debe cumplir cuatro requisitos para ser reconocida por el derecho internacional.

Estos son:

I. Población permanente.
II. Territorio determinado.
III. Gobierno.
IV. Capacidad de entrar en relaciones con los demás Estados.

Además de este documento, algunas micronaciones reclaman derechos históricos o errores legales que amparan su existencia.

Convención de Montevideo, Uruguay, 1933

Muchas de ellas producen souvenirs como monedas o sellos postales y algunas incluso llegan a emitir pasaportes y a sellar el tuyo si lo presentas, todo lo cual les da un atractivo extra para los viajeros en ruta por el mundo.

El problema que todas enfrentan es que nadie las reconoce, salvo que lo hagan entre ellas, y para llegar a ser países requerirían que nadie más exija control sobre su territorio.

¿Qué micronaciones puedo visitar?

Antes tuvimos una serie sobre islas prohibidas, lugares del mundo que están fuera del alcance de los viajeros, pero vamos a empezar una nueva serie sobre micronaciones.

Repartidos a lo largo y ancho del mundo, estos territorios, algunos de muy pequeño tamaño, están a tu alcance si te animas a viajar a conocerlos.

Sin duda, todos ofrecen historias muy interesantes para cuando vuelvas a casa.

Cada dos semanas iremos explorando uno de ellos para que los conozcas mejor.

  • Akhzivland, un paraíso hippie en las costas de Israel, considerado el país más pacífico del Medio Oriente.
  • Austenasia, Terry I fue el primer rey de este país que hizo de su casa su reino, y luego se expandió por cinco continentes.
  • Christiania, Un barrio de Copenhague en Dinamarca, que se declaró libre como un experimento anarquista.
  • República Glaciar, En Chile, Greenpeace creó esta micronación para luchar por la protección de los glaciares del país andino.
  • República Hajduk, La falta de servicio eléctrico llevó a la independencia de este hotel en el parque nacional de Blidinje en Bosnia.
  • República de Hout Bay, Este rincón de Sudáfrica encontró en su independencia la mejor manera de atraer al turismo.
  • Gran Ducado de las Islas Lagoan, Unas pequeñas islas en un estanque del Reino Unido, son la única micronación que fue conquistada por otra.
  • Ladonia, El artista Lars Vilks creó unas esculturas en un bosque de Suecia. Cuando el gobierno amenazó con destruirlas creó su propio país para protegerlas.
  • Liberlandia, En la frontera entre Serbia y Croacia tiene varias extensiones de tierra que ningún país reconoce como propias. El activista checo Vít Jedlicka las reclamó para promover el libertarismo.
  • República Murrawarri, Una tribu aborigen logró probar que su territorio nunca pasó a ser parte de Australia, y desde entonces reclaman su independencia y sus derechos.
  • Parva Domus, La micronación más antigua de la lista, un club de amigos en Uruguay que se dice independiente desde el siglo XIX, y al que solo se entra por invitación.
  • Pontinha, El país más pequeño del mundo, esta roca de Portugal encuentra su independencia en la venta que el gobierno portugués hizo de ella en 1903.
  • Rathnelly, Un grupo de personas de este barrio de Toronto en Canadá, se declaró libre para luchar por los derechos de los vecinos.
  • Rino Island, El mundo está lleno de islas fantasma que alguna vez estuvieron en mapas históricas para luego desaparecer. Este país reclama estos territorios en aguas internacionales.
  • Saugeais, Uno de los valles mas aislados de Francia, tiene una cultura propia, pero su nacimiento se dio con una broma de un restaurantero.
  • Principado de Sealand, La micronación más famosa del mundo, nació a partir de una radio pirata en una plataforma petrolera del Mar del Norte, fundada por Paddy Roy Bates, se dice, falsamente, la más pequeña del mundo.
  • Seborga, el pueblo de Italia que nunca fue considerado en la unificación del país y hoy reclama ser libre
  • Tavolara, fue el país más pequeño del mundo, hasta que Benito Mussolini se lo apropió.
  • Valaquia
  • Whangamomona
  • Yidindji
  • Zaquistán

¿Cual quieres conocer?

Las mejores experiencias de viaje
Obtén tu seguro de viajes
Anúnciate en Viajeros en Ruta
Este blog es monetizado con Ezoic
Francisco Fontano Patán
Últimas entradas de Francisco Fontano Patán (ver todo)
No Comments Yet

Comments are closed