Paseos en elefante prohibidos en Angkor Wat

paseos en elefante en Angkor Wat

Un avance más para lograr un turismo responsable con los animales se logró en Camboya, país que acaba de prohibir los paseos en elefante en Angkor Wat.

La medida se aplicará a partir de 2020, pero aunque los paseos aún no son ilegales, ya se toman medidas para acabar con esta práctica.

El anuncio fue hecho por APSARA, la organización creada en 1995 para administrar tanto la zona arqueológica Patrimonio de la Humanidad, como la región de Siem Rep donde esta se encuentra.

Para lograr el cambio, se requirieron años de presión de grupos medioambientales.

Los paseos en elefante en Angkor Wat eran un importante atractivo turístico y por ello hubo reticencia a poner fin a esta práctica.

Sin embargo, cada vez se logró más conciencia de las difíciles condiciones en las que los paquidermos viven, en especial después de que en 2016 una elefante llamada Sambo muriera tras un golpe de calor cuando caminaba a 40 grados centígrados paseando a unas personas.

Aunque hay viajeros responsables con los animales que rechazan montarlos, la demanda del resto de los turistas hace que la carga sea demasiada para los animales, que están sobreexplotados.

Además, organizaciones de derechos de los animales como PETA llevan años advirtiendo que par que los elefantes puedan ser usados por humanos, se requiere un duro entrenamiento, durante el cual se les somete a golpes y se quiebra su espíritu.

“El elefante es un gran animal, pero también es gentil y no queremos ver que sean usados nunca más en actividades turísticas”, dijo Long Kosal, portavoz de APSARA; “Queremos que puedan vivir en su ambente natural”.

De los catorce paquidermos que eran utilizados, dos ya fueron trasladados al bosque comunitario de Bos Thom, que se encuentra a dos horas y media de Angkor Wat.

Ese mismo santuario recibirá a los doce elefantes que hoy siguen trabajando el próximo enero.

Los turistas que quieran conocer a estos animales, podrán hacerlo visitando Bos Thom, pero los observarán desde la distancia y no podrán tocarlos ni montarlos.

Pese a la buena noticia, cabe mencionar que la prohibición aplica únicamente en Angkor Wat, pero no en toda Camboya.

Según Oan Kiry del Comite de Elefantes de Angkor Angkor existen alrededor de 70 elefantes domesticados en Camboya, y sus números bajan ya que la explotación impide su reproducción.

Fuera de los paquidermos, la Universidad de Oxford, a través de su Unidad de Conservación de la Vida Salvaje, calcula que existen más de 550,000 animales a nivel mundial que son víctimas de la explotación con fines turísticos.

Afortunadamente, la conciencia sobre el daño de estas prácticas también crece, y este mismo año vimos como Nueva Zelanda también prohibió nadar con delfines.

Comentarios
Sígueme

Redacción Viajeros en Ruta

Somos el portal de viajes especializado en turismo sostenible que descubre paso a paso cada destino
Redacción Viajeros en Ruta
Sígueme

Últimas publicaciones de Redacción Viajeros en Ruta (ver todo)

Redacción Viajeros en Ruta

Somos el portal de viajes especializado en turismo sostenible que descubre paso a paso cada destino

No Comments Yet

Comments are closed

¿Quieres acompañarnos en nuestros viajes?
Solo apúntate y recibe las últimas novedades en tu mail.