República Murrawarri: Libertad aborigen

Australia tiene alrededor de 500 pueblos aborígenes, cada uno con su cultura e idioma propios, y cada uno habitante de un territorio ancestral.

Aunque todos son legalmente considerados ciudadanos y parte de Australia, algunos de esos pueblos han llegado a preguntarse, ¿cuándo perdimos nuestra independencia?

Aborígenes Murrawarri

 Esa pregunta es la que hizo surgir a la República Murrawarri, nuestra siguiente parada en la serie Micronaciones: los países que no existen.

¿Dónde está la República Murrawarri?

Los Murrawarri fueron el primer grupo aborigen que se organizó para reclamar su independencia de Australia, y la república que proclamaron está en su territorio ancestral.

Este se encuentra en la frontera de los estados de Nueva Gales del Sur y Queensland, aunque la extensión real de la micronación no ha sido fijada con certeza y es cuestión de discusión.

La página web de la República marca que el país va desde el sur de la población de Cunnamulla y lo extiende al sur hasta el punto donde se encuentran los ríos Darwin y Warrego.

Murrawarri Republic Map

De acuerdo a la web, esta zona tiene un área total de 81,796 kilómetros cuadrados, pero el estudio de las coordenadas ofrecidas indica que en realidad el país mediría en realidad 22,170 kilómetros cuadrados.

Historia de los Murrawarri

Orígenes

Se conoce muy poco de la historia de los Murrawarri, también llamados Muruwari antes de que entraran en contacto con la civilización occidental.

Su territorio se encuentra a 600 kilómetros de la costa, en una zona desértica de Australia y no fue visitado hasta 1846, en la cuarta expedición que Thomas Mitchell, agrimensor oficial de la Corona Inglesa en Nueva Gales del Sur, emprendió al interior de la isla.

Se descubrió que la zona era rica en pastos para el ganado, y siguiendo la ley británica de 1850 que permitía a los colonos reclamar hasta 140 kilómetros de tierra para su explotación, con lo cual se fueron instalando desplazando a los pobladores originarios.

Los Murrawarri, como muchos otros aborígenes, se adaptaron a los colonos y encontraron trabajo en estaciones, a la vez que buscaban preservar sus tradiciones. A pesar de esto su población decayó con el paso del tiempo.

Terra Nullius

Los derechos e identidad de los aborígenes no importaron por muchos años, y una vez que fue independiente, Australia mantuvo la discriminación sobre estos pueblos, pero en 1992 la cosa empezó a cambiar.

Desde la llegada Británica a Oceanía, los europeos reclamaron legalmente las tierras de Australia bajo el concepto legal de Terra Nullius, el mismo que Liberlandia usa para justificar su existencia.

Este implica que las tierras no eran de nadie y cualquiera que llegara podía reclamarlas como suyas.

Este concepto fue heredado en la legislación de la Australia independiente, y a nadie importó desde el siglo XVIII hasta finales del XX que todo el país hubiera estado habitado por aborígenes.

Bajo esta ley claramente racista, era como si nadie viviera en la isla al llegar los británicos y, como si no fueran personas, no se reconocían sus derechos sobre la tierra.

Pero el 3 de junio de 1992, la Suprema Corte de Australia falló en un caso conocido como la Decisión de Mabo.

Tras la demanda de un nativo de la Isla de Torres, Eddie Mabo, se logró que el país reconociera que el concepto de Terra Nullius no debió aplicar a Australia, que si estaba habitada y así se reconoció el derecho de todos los indígenas australianos sobre su tierra.

Este fallo llevó a que en 1993 se promulgara la Ley de Títulos Nativos, con la cual los grupos aborígenes tienen acceso a sus territorios originarios para vivir, cazar, llevar a cabo actos culturales y enseñar sus usos y costumbres a sus miembros.

Claro que la ley no deja de reconocer que todo el territorio es parte de Australia, y otorga los derechos a los nativos como ciudadanos del país.

Los Murrawarri fueron los primeros en preguntarse ¿por qué razón era esto así?

Nace la República Murrawarri

El 30 de marzo de 2013, los Muruwari declararon la independencia de su territorio ancestral, y su Consejo Provisional de Estado mandó una carta oficial a la Reina Isabel II en el Reino Unido.

En esta misiva, los Muruwari solicitaron a la Reina que entregara algún documento que demostrara legalmente cuándo habían perdido control de su territorio para formar parte de sus dominios convirtiéndose en súbditos.

Los documentos podían ser, un tratado entre ambos estados, un documento dónde la Nación Murrawarri cediera el territorio, o una declaración de guerra que pudiera haber terminado en una conquista.

Murrawarri Republic Flag

Cómo puede suponerse, la Corona Británica ignoró la carta, y esto se tomó como una afirmación de que dichos documentos no existían. Igualmente, la historia no recoge ningún hecho bélico o diplomático entre Muruwaris y europeos.

Dado que Australia ya había dicho que el concepto de Terra Nullius no debió aplicarse, la única conclusión posible era que los Murrawarri nunca perdieron su independencia y por ende no son y nunca han sido legalmente parte de Australia.

Aunque fueron ignorados por Australia, igual que por la Gran Bretaña, el hecho llamó la atención de todo el mundo, y el gobierno australiano simplemente dijo que no respondieron porque las leyes del país no contemplan ningún escenario para que una parte del territorio se separe.

Los Murruwarri han llevado su declaración de independencia al Comité de Descolonización de la ONU, pero hasta el día de hoy sus reclamos, aunque han generado mucho interés académico, no han generado ningún cambio legal, siendo lo más sencillo para todas las partes, ignorarlos.

Qué ver en la República Murrawarri

El área donde se coloca el país es extensa, pero poco poblada, sin embargo en ella puedes encontrar desde sitios culturalmente importantes para los Murrawarri como poblaciones australianas.

Entre los sitios destacados al viajar por el área se encuentran la misión Dennewan, protegido como un sitio aborigen protegido por el Gobierno de Nueva Gales del Sur.

También puedes visitar poblaciones como Weilmoringle, Ageldool y Barringun, su capital, que solo tiene 7 habitantes.

Parque Nacional Culgoa Australia

Cerca de Weilmoringle, puedes acercarte a la naturaleza del país visitando el Parque Nacional de Culgoa, donde puedes hacer campamentos, senderismo y avistamiento de aves.

Si te acercas a grupos culturales de los Murrawarri, puedes conocer su cultura ancestral, su artesanía y sus tradiciones.

Su futuro

La República Murrawarri es una micronación con un éxito tal que se ha convertido en un referente para muchas otras.

De hecho, más de 20 grupos aborígenes australianos han tomado su ejemplo y seguido los mismos pasos que ellos para declararse a su vez como naciones independientes.

El gobierno de la micronación está activo, tanto en la difusión de su cultura, como en el activismo para ganar derechos y que se reconozca su libertad.

Fuera de ello, un reconocimiento real para el país es difícil, por un lado, porque el grueso de la población que vive en el territorio reclamado, no es aborigen, y no tienen interés alguno en separarse de Australia.

La micronación les ha prometido respetar su idioma y derechos, pero esto no cambia que sean personas que no quieran perder los servicios que les da Australia y que no se identifican con la cultura muruwari.

Finalmente, está el hecho de que para Australia darles la independencia sería abrir una presa que podría llevar a su desaparición.

Reconocer a los Murrawarri, significaría que no habría razón legal alguna para no dar el mismo reconocimiento a cientos de tribus aborígenes, y esto significaría perder el control de gran parte, si no todo, su territorio.

La única esperanza de que los aborígenes logren su independencia sería que consigan fallos de cortes internacionales que les den la independencia que busquen y que logren tener un movimiento importante detrás de ellos.

Sin embargo, un ejemplo como lo son los chagosianos, que tienen todo a su favor para recuperar su archipiélago, demuestra que aún esto no es garantía de que se respeten las leyes.

Mientras esto no ocurra, el esfuerzo quedará como un acto de activismo, aunque ayuda a el avance de los derechos de estos grupos, como ya se dio con el cierre de Uluru.

Sin embargo es uno que ha puesto a esta cultura, su historia y sus derechos en el interés del mundo entero, y eso ya es un triunfo para este lugar.

Las mejores experiencias de viaje
Obtén tu seguro de viajes
Voluntariado con Worldpackers
Anúnciate en Viajeros en Ruta
Francisco Fontano Patán
Últimas entradas de Francisco Fontano Patán (ver todo)
No Comments Yet

Comments are closed