Acueducto de Linares, 2do. Pueblo Mágico de Nuevo León

Acueducto de Linares, Nuevo León

Escondido entre la maleza, hasta cierto punto despreciado e ignorando el evidente y trascendental valor histórico, cultural y turístico para la mayoría de los habitantes de la ciudad de Linares, N.L., el Acueducto se mantuvo firme como un titán, en medio del correr del tiempo y de los huracanes.

Hoy en día el Acueducto Colonial, llamado así por la época en la que se estima fue construido, se busca distinguir entre los atractivos turísticos como él ícono representativo, para todos aquellos viajeros que visiten la tierra de la Gloria y la Marqueta, la tierra de la Tambora y el Clarinete, la tierra de los famosos Cadetes: Linares.

Un poco de historia

Publicado en el Jornada (2014), de acuerdo con el arquitecto Benjamín Valdez Fernández, del Centro INAH-Nuevo León, se trata de un “hallazgo muy importante. No tenemos nada similar en Nuevo León por las dimensiones y la manufactura de la pieza, obra hidráulica que cuenta con 33 arcos tipo Tudor, ojivales”.

Valdez Fernández (2014) detalla que el acueducto empieza a ras del piso, como una acequia y conforme va formando la arcada hasta llegar al remate, donde estuvo una rueda motriz y el molino de caña. El resto es una acequia que nace en el río que lo alimentaba, en aquel entonces el Conchos, que ahora lleva el agua a la presa Cerro Prieto.

Este coloso de piedra arenisca es el más fiel testigo del desarrollo agrícola de la ciudad, ya que en él se transportaba el agua para los cultivos, en especial los de caña de azúcar, los cuales dieron pie al inicio del desarrollo industrial, con la producción de piloncillo y exportarlo a los EUA.

En la página web de CONACULTA se declara que la antigua Villa de San Felipe, hoy Linares, fundado en 1712, fue uno de los primeros productores de caña de azúcar en el noreste de México durante los siglos XVIII y XIX.

El investigador (Valdez Fernandez, 2014) reveló que se cree fue construido en el siglo XIX, cerca de 1860, debido al fino trabajo en la piedra arenisca “de rostro” con la que se elaboró la obra, cuyas “caras lisas” facilitaron ”el plomo” en la construcción de sus muros.

Te recomendamos también Los ejidos ecoturísticos de Nuevo León

En la nota de la Agencia Notimex (2014) se señala que se encontraron algunos números grabados, que pueden ser referencias de los constructores. También se aprecian dos círculos seccionados en cuatro partes, que podrían ser signos topográficos del nivel o distancia de la construcción, mencionó el arquitecto Valdez Fernández (2014).

Por otra parte, el arqueólogo Enrique Tovar (2014) está indagando las referencias gráficas, aunque es poco lo encontrado, por lo que pensamos que los constructores no contaban con planos sobre los que trabajaban, tampoco aparecen escritos al respecto en los archivos consultados.

Así mismo mencionó que corroboran la hipótesis los elementos arquitectónicos empleados, como los arcos neogóticos, lo que habla de una arquitectura culta que llegó al país en esa época, por lo que resulta aún más relevante que ninguna otra construcción antigua en el Estado.

Planes de restauración

Sobre el estado del acueducto, Valdez Fernández resaltó que solamente tiene colapsadas algunas piedras en tres de los 33 arcos, por lo que ahí se hará una restauración mayor, mientras que el resto de la construcción sólo requiere de mantenimiento en la boquilla entre las piedras.

La propuesta de restauración consiste en la aplicación de algún hidrofugante a la estructura en su parte superior que era la base de la atarjea, para evitar la filtración de humedad.

¿Y para el turismo?

Escondido hacia el sureste de la ciudad y enmarcado por el paisaje del lugar; visitar el Acueducto de Linares antes de pasar un muy agradable día en la Presa Cerro Prieto o bien, al final de ese día, y caminar por todo lo largo, admirar la arquitectura de la época, resulta una gran idea al estar en la ciudad.

Foto del acueducto de Linares

La propuesta se centra en lo que se ha categorizado como el turismo rural, el cual se enfoca en conocer el entorno, el ecosistema, el patrimonio, la belleza del paisaje, la cultura, etc.

Buscando resaltar las riquezas turísticas del Municipio de Linares desde la Administración 2012-2015, se tiene como objetivo desarrollar cada uno de sus rincones, por lo que el descubrimiento del Acueducto representa un gran recurso que se ha integrado dentro de tours que se ofrecen en la ciudad, en el cual los turistas han podido conocer la ex haciendas, comunidades típicas, sabores tradicionales, la historia de la producción de la caña y un paseo en la presa cerro prieto, sin olvidar la tan famosa y plagada de misticismo: La Petaca, y en ella también el vivero de plantas aromáticas del dispensario, el cual sirve como elemento terapéutico para los paciente tratados desde las áreas médicas de la psicología y la psiquiatría.

El tour ha atraído a la población principalmente de la ciudad de Monterrey y el área metropolitana, y de otros Estados, que buscan actividades diferentes a las cotidianas, en especial aquellas en las que pueden disfrutar al aire libre.

Por otra parte, el mismo se ha sumado a los atractivos turísticos que engalanan la oferta turística de Linares, el 2do Pueblo Mágico del Estado de Nuevo León, denominado así desde el 27 de Septiembre del 2015, el cual cuenta tanto con los recursos naturales como humanos para desarrollar productos de calidad y conquistar así el mercado turístico del noreste del país.

¿Han visitado ya el Acueducto Colonial? Los está esperando esté verano. Mayores informes en el Museo, ubicado en el centro histórico de la ciudad.

 

Fuentes Consultadas

Tovar, E. (2014). Descubren en Linares, Nuevo León, un acueducto construido a mediados del siglo XIX. Mayo, 22, 2014. http://www.inah.gob.mx/boletin/14-hallazgos/7193-descubren-acueducto-de-mediados-del-siglo-xix-en-nl
Valdez Fernández, B. (2014). Encuentran acueducto del siglo XIX en Linares, Nuevo León. Mayo, 22, 2014. http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2014/05/22/encuentran-acueducto-del-siglo-xix-en-linares-nuevo-leon-3294.html

Comentarios

Adriana Fabiola Cantú Moya

Maestría en Gestión de Empresas Turísticas por la Universidad Regiomontana; cuenta con una licenciatura en Ciencias de la Comunicación con especialidad en Comunicación Organizacional y Relaciones Públicas por la Universidad Autónoma de Nuevo León.En su formación académica se suman las certificaciones en Habilidades Docentes de Nivel Medio Superior y como Instructor en Modalidad Presencial. En su trayectoria profesional, se ha desempeñado enla docencia nivel medio superior y superior -destacando su labor como docente en el área turística, en la coordinación de turismo del municipio de Linares, N.L. y en el periodismo turístico.Sus principales retos han sido la formación de los turistólogos del noroeste del país (UANL, IRH, UAD Virtual, EGAT y CNCI Virtual), el diseño e implementación de tours y la gestión de la denominación de Pueblo Mágico para Linares.Y su principal línea de investigación es el desarrollo de productos turísticos experienciales integrados.

Últimas publicaciones de Adriana Fabiola Cantú Moya (ver todo)

No Comments Yet

Comments are closed

¿Quieres acompañarnos en nuestros viajes?
Solo apúntate y recibe las últimas novedades en tu mail.