Zonas Arqueológicas de Milpa Alta

Noxcalco una de las zonas arqueológicas de Milpa Alta

Pocos pensamos en el sur de Ciudad de México como un lugar para conocer el pasado prehispánico, pero la riqueza arqueológica de la capital va mas allá del Templo Mayor.

Lejos de la antigua Tenochtitlán, en la alcaldía de Milpa Alta, se encuentra una riqueza arqueológica desconocida, incluso para la mayor parte de los chilangos.

De acuerdo al INAH, se conocen 15 zonas arqueológicas de Milpa Alta, mismas que se habitaron a lo largo de siglos de historia, empezando en el 900 A.C. y terminando con la conquista de Tenochtitlan.

¿Quieres saber más de este misterioso pasado?

El INAH y la riqueza arqueológica de Milpa Alta

Para conocer el pasado milpaaltense, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) de México, inició el proyecto llamado Paisaje Cultural en Milpa Alta, a cargo de Blanca Paredes Gudiño, arqueóloga que empezó este trabajo hace mas de un lustro.

Zona Arqueológica Atocpan

El proyecto requirió de desplazarse a los lugares mas aislados de Ciudad de México, recorriendo la zona cerril de Milpa Alta, donde se tenían testimonios de piezas arqueológicas.

También se hizo prospección en cada uno de los 12 pueblos que forman Milpa Alta, labores en las que trabajaron alumnos de la ENAH.

Los trabajos fueron tanto de prospección como intensivos y no solo llevaron a la recuperación de objetos, sino también al rescate de espacios como lo fue una antigua unidad habitacional.

Se descubrió así que en la historia de Milpa Alta prehispánica se tuvo una compleja organización agrícola, basada en construcciones de terrazas, canales, áreas de captación de agua, escalinatas, muros con nichos y taxacales.

Al momento de presentación del proyecto Paisaje Cultural se informó que se tienen registradas oficialmente 15 zonas arqueológicas de Milpa Alta, como te contamos a continuación.

¿Cuales son las zonas arqueológicas de Milpa Alta?

Los niveles de estudio, conocimiento y acceso a las diferentes zonas varía, los nombres fueron dados tanto por la información arqueológica como por los nombres con los que los pobladores los identifican.

Las 15 zonas son:

Altepemilpan:

Una de las zonas con mayor tamaño, estuvo habitada en el epiclásico y el posclásico, y es aquí donde se descubrió y rescató una unidad habitacional prehispánica, se encuentra en territorio tanto de la alcaldía de Milpa Alta, como de Xochimilco.

zona arqueológica de Altepemilpan en Milpa Alta

Teoca:

Habitada en el Posclásico.

Xicomulco:

Destaca por sus hallazgos en pinturas rupestres, distintas a las del Cerro Tecpayo, la zona también tiene evidencia de la evangelización entre la que destaca una cruz católica tallada en el siglo XVI.

Oztotepec:

Con evidencias del epiclásico y asentamientos del posclásico.

Cuauhtzin:

Con evidencias del epiclásico y asentamientos del posclásico.

Tlacotenco-Mamut:

como su nombre lo indica, se trata de la zona del pueblo de Santa Ana Tlacotenco donde se descubrió el mamut de Milpa Alta en 2012, desde entonces se hacen investigaciones paleontológicas.

Mamut de Milpa Alta

Tlacotenco-Cueva:

Con vestigios del posclásico.

Teuhtli-Mexcalco:

Cercana al volcán también tiene evidencias del epiclásico y asentamientos del posclásico.

Teuhtli-Tecómitl:

Recibe su nombre del pueblo de Tecómitl donde está y del volcán Teuhtli, la zona tiene arcillas de filiación teotihuacana mostrando su relación con la ciudad de los dioses, así como evidencias de actividad textil.

Malacaxtepec:

Toma su nombre del Malacahtepec Momoxco que alguna vez identifico a toda la región y que sigue usandose como topónimo de Milpa Alta en náhuatl.

Atezcatlán:

Tiene evidencia de presencia humana desde el epiclásico.

Atocpan:

En el mismo pueblo que es famoso por su mole, tiene restos del epiclásico y asentamientos del posclásico.

Arqueología en San Pedro Atocpan

Noxcalco:

Destaca por la presencia de figuras de arcilla, entre las que se encuentra la de un pecarí que data del 700 A.C., siendo una de las mas antiguas recuperadas.

Tecpayo:

De momento solo se conocen materiales del posclásico.

Tecoxpa:

De momento solo se conocen materiales del posclásico.

El proyecto de investigación en Milpa Alta continúa y se espera aumentar el conocimiento de la zona, de momento destaca la presencia de unas estructuras que parecen tener la misión de vigilancia y control, además de refugio, pues unas mirillas en los llamados tecórbitos muestran que desde ellos se visualizaban lagos y caminos.

Desde estas estructuras se vigilaban los caminos de Milpa Alta

También se sabe que en el posclásico fue una zona muy habitada que producía maíz no solo para autoconsumo, sino para enviar a Tenochtitlan.

Dado que los caminos hacia el actual estado de Morelos pasaban por aquí, también se cree que los mexicas captaran y concentraran aquí el tributo del sur de México antes de llevarlo a su ciudad.

Futuro de las zonas arqueológicas de Milpa Alta

Blanca Paredes destacó dos cosas que han sido beneficiosas para la arqueología en Milpa Alta.

Por un lado, es una zona exenta de grandes establecimientos comerciales, como los que han sido aprobados pese a la oposición vecinal y problemas que generan en el resto de Ciudad de México.

Cruces sobre basamento arqueológico en Milpa Alta

Por el otro, los pobladores siempre han estado orgullosos de su cultura y su pasado, y se muestran entusiastas de conocerlo y cuidarlo, dándose casos donde los milpaaltenses interactuaban con su patrimonio desconociendo que era de origen prehispánico.

“Los habitantes de Milpa Alta se autodefinen como ‘momoxscas’, a partir de la creencia que la actual alcaldía fue un lugar llamado Malacachtepec Momoxco. Se calcula que hubo tal territorio hacia el periodo Posclásico y tuvieron cierta soberanía, además sostenía relación con Xochimilco, Chalco y Morelos; el vínculo con otros pueblos es lo que estamos en proceso de profundizar”, comentó.

Tras conocer y registrar los sitios que se descubrieron, el siguiente paso es regular los asentamientos humanos y tomar decisiones consensuadas para lograr la protección del patrimonio.

Otro objetivo es lograr que se abra un museo del sitio para acercar todo esto a los viajeros en ruta.

Sin embargo abrir las zonas arqueológicas al público aún no está en el futuro, pues se requieren recursos con los que de momento no se cuenta.

Un primer paso para lograrlo es la difusión y el interés de todos por conocer la zona.

Comentarios
Francisco Fontano Patán

Francisco Fontano Patán

Mexicano y descendiente de españoles, desde niño sentí infinita curiosidad por descubrir el mundo, así que estaba escrito que sería un viajero. Exploré el mundo primero a través de mapas, y luego en persona. Tras escribir como freelance en varias revistas, viví un año en Barcelona donde obtuve una maestría en periodismo de viaje, fui miembro fundador del proyecto Caminos Sellados y gané un premio Malta Tourism Press Award como coautor del libro Postales del Mundo: Malta

He visitado 23 países de cuatro continentes y mi filosofía es que, en todo lugar hay algo por descubrir.
Francisco Fontano Patán

Latest posts by Francisco Fontano Patán (see all)

No Comments Yet

Comments are closed

¿Quieres acompañarnos en nuestros viajes?
Solo apúntate y recibe las últimas novedades en tu mail.